Analistas

Bancos centrales, ¿(Anti) Héroes?

GUARDAR

Pascal Rohner - prohner@inoncapital.com

Los (anti) héroes también existen en economía y son los Bancos Centrales. Estos tienen superpoderes como políticas de tasa de interés y hasta algunos más excéntricos como las políticas monetarias no convencionales, las cuales utilizan para luchar contra diferentes villanos. Uno de los más temidos es la recesión y los rumores de que se encuentra cerca han ido aumentando.
Estos rumores se han gestado porque el mundo lleva un poco más de once años de expansión, pero la desaceleración económica global iniciada en los primeros meses de 2018 ocasionada por diferentes factores como el impacto del aumento de las tasas de interés en EE.UU., la desaceleración de la economía China, incertidumbres políticas como el Brexit, el conflicto comercial entre EE.UU. y China, entre otros factores parece ser el preámbulo a la llegada de aquel villano.

 

De hecho, los pronósticos más recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) no son muy alentadores. Esperan que el mundo tenga un crecimiento de 2,9% y 3% para 2019 y 2020 respectivamente, las estimaciones más bajas entre las entidades económicas de más prestigio y su nivel más débil desde la Gran Crisis Financiera (2008). La persistencia de los factores anteriormente nombrados, en especial las tensiones comerciales han afectado la inversión pues como argumenta la Ocde en su documento, uno de los más afectados ha sido la inversión privada que requiere un entorno más previsible.

Para contrarrestar estas preocupaciones han aparecido nuestros (anti) héroes con todo su arsenal. En solo septiembre, 14 bancos centrales a nivel mundial disminuyeron su tasa de interés dónde resalta el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de EE.UU. (Fed).

En el caso del BCE, anunció su mayor paquete de estímulos monetarios (superpoderes) de los últimos tres años. En primer lugar, decidió recortar su tasa de depósitos a -0,5% desde -0,4%, su nivel más bajo en la historia. Adicionalmente comenzará con un nuevo programa de compra de activos por valor de 20.000 millones de euros mensuales a partir de noviembre sin una fecha específica de vencimiento.

Por su parte, la Fed redujo su tasa de interés en 25 puntos básicos (pb) a un rango entre 1,75% - 2%, en línea con lo esperado por los analistas. El recorte se dio con el fin de darle soporte a la economía local frente a la incertidumbre global porque los datos macroeconómicos internos en las últimas semanas han estado mejor de lo esperado. El presidente de la Reserva Federal, Jerome “Jay” Powell, señaló que futuras decisiones dependerán de los datos económicos que se vayan conociendo pero que no descartan hacer “ajustes modestos” y es posible que la Fed tenga que resumir el crecimiento de su hoja de balance antes de lo esperado.

De hecho, la decisión fue dividida, de los 10 miembros que tienen voz y voto, siete estuvieron a favor de recortar 25 pb, 1 de disminuir 50 pb y los 2 restantes de mantener las tasas. No obstante, lo que señala el informe conocido como “dotplot” es que siete integrantes del Comité Federal de Mercado Abierto esperan un recorte adicional de 25 pb para este año, cinco miembros no esperan más recortes y los cinco restantes piensan que el recorte reciente es un error.

Una medida adicional fue la reducción de la tasa que la Fed paga por el exceso de reservas en 30 puntos básicos hasta 1,8% con el fin de mitigar el reciente estrés en el mercado de operaciones de recompra “repo”. Los repos son operaciones de corto plazo, normalmente de un día, que les permiten a las entidades que tienen muchos títulos valores, pero poco efectivo, vender esos títulos con una promesa de recomprarlos a un precio levemente más alto y así cubrir las necesidades de dinero a corto plazo.

Lo que está sucediendo esta semana es que este mercado refleja problemas de liquidez pues la tasa que se paga por este tipo de operaciones se disparó a 10% el martes, cuando normalmente debe estar alrededor de la tasa de referencia de la Fed. Y de nuevo, para combatir este villano, la Fed de Nueva York actuó y ha intervenido el mercado inyectando liquidez para respaldar al sistema. Solo el martes se inyectaron US$53.000 millones y las operaciones se han mantenido.

Esto es una muestra más que los bancos centrales son omnipresentes, pero no omnipotentes. Estos superpoderes también tienen sus límites. La Gran Crisis Financiera de 2008 es una muestra de que es muy difícil que la política monetaria por sí sola restaure el balance macroeconómico y en algunas ocasiones podría hasta generar efectos adversos. Por lo tanto, requiere una ayuda adicional, la política fiscal.

Diferentes partes han señalado esta necesidad. El presidente del BCE, Mario Draghi fue claro en su más reciente intervención diciendo que “ahora es el momento de que la política fiscal se haga cargo” enfatizando que la eurozona necesitaba recortes de impuestos y más gasto fiscal para evitar una recesión. Por otra parte, la Ocde indica que la efectividad de la política monetaria se puede mejorar si es acompañada por una política fiscal fuerte aprovechando el nuevo ambiente de tasas de interés extremadamente bajas para realizar inversiones públicas.

En pocas palabras, el endeudamiento de los gobiernos para realizar inversión podría ser un camino, algo que de todos modos puede resultar peligroso cuando se tienen altos niveles de deuda como porcentaje del PIB, como el caso de Japón o EE.UU. que alcanzan niveles aproximados de 230% y 110% respectivamente pues ante un choque de inflación y aumento de las tasas de interés llevaría a un colapso.

Lo que es cierto por ahora es que todos los superpoderes que han utilizado los bancos centrales y aún más, si la política fiscal se une, se dará una prolongación del ciclo económico que impulsará los activos de riesgo y no sería extraño ver nuevos máximos históricos en la renta variable de EE.UU. Es altamente probable que el villano “recesión” se mantenga alejado por un tiempo más, pero esto no elimina los riesgos que se tienen, todo lo contrario, continuaran aumentado y se reflejará en mayores eventos de volatilidad.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés