Analistas

Comunicación, cultura y personas

GUARDAR

Las empresas e instituciones son cada vez más conscientes de la importancia que tienen las personas para la reputación corporativa. Hoy entendemos que el factor humano es clave para el desarrollo y estabilidad de cualquier organización y que no podemos pretender formar parte de un todo siendo ajenos a quienes nos debemos, por quienes trabajamos y de quienes, en buena medida, dependemos.

El eje personas se ha convertido en un punto esencial para las compañías y por eso quiero compartir con ustedes las claves de la experiencia del empleado, que abordamos y examinamos en profundidad junto a expertos en comunicación y recursos humanos en el marco del I Congreso Internacional de Atrevia ‘La Comunicación hoy es más importante que nunca’.

Los dos grandes pilares para hacer frente al desafío que representa el nuevo mundo de la comunicación son el compromiso y la valentía. Hoy por hoy las personas se sitúan en el centro de la toma de decisiones de las organizaciones y esto conlleva la responsabilidad de ofrecer una propuesta de valor adecuada a esos profesionales que conforman la compañía.

Uno de nuestros ponentes invitados, Álvaro Bordas, director de comunicación de Calidad Pascual, explicó que los empleados son los verdaderos garantes de la esencia de la compañía y que por esa razón se debe centrar el papel de la organización en una actitud innovadora, orientada al impulso de todos los profesionales que formen parte del equipo. Un claro ejemplo es la tecnología, capaz de acercar a una compañía a sus colaboradores, ofreciendo herramientas que faciliten su día y que permitan una relación aún más cercana y real.

Por su parte, José Antonio Rodríguez, director comercial general de ISS Iberia, nos hizo reflexionar sobre el papel de la formación de las personas como herramienta fundamental en la construcción de los valores y la cultura corporativa de la propia empresa. Recordemos, además, que son los empleados nuestros principales embajadores y por eso es importante apostar por su formación y por hacer que conozcan muy cerca los valores de la empresa. Si contamos con personas motivadas, bien informadas y ‘escuchadas’, tendremos embajadores identificados, comprometidos y preocupados por la empresa.

Asimismo, es importante tener presente el nuevo contexto, en el que los profesionales pasan a ser colaboradores activistas en la co-creación de la cultura de la empresa, y comprender la dimensión del liderazgo en el desarrollo de la experiencia del empleado. Un buen líder tiene nuevos y grandes retos y el ámbito de la comunicación es clave para afrontarlos con éxito. Javier Ellena, expresidente de Lilly en Europa, compartió con nosotros su opinión de que las claves del nuevo liderazgo pasan por ser “un ejemplo coherente y consistente para el equipo y la organización”. Y que un líder nunca debe tener miedo de crear equipos con personas mejores que él, ya que el talento atrae talento y esto asegura el desarrollo de la compañía por encima de individualidades.

Y es que en un contexto cada vez más diverso y al mismo tiempo interconectado, el líder empresarial debe tener la capacidad de no solo dirigir y encabezar equipos, sino de formar parte de ellos, teniendo la disposición a escuchar, comprender, co-crear junto a ellos y, de ser necesario, cambiar. Lo importante es que nuestra cultura y nuestro eje personas sean lo suficientemente sólidos y claros como para que todos nuestros colaboradores los sientan propios. Erigir juntos es el concepto clave para empresas exitosas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés