.
Analistas 15/01/2022

El cierre de 2021 abre la puerta a un 2022 favorable

Mauricio Santa María - Anif
Presidente de Anif

Aún con los varios tropiezos sufridos a lo largo del año 2021 debido al desarrollo de la pandemia, todo apunta a que el cierre de ese año será muy positivo en el frente económico. El año pasado el país tuvo que lidiar con las restricciones a la movilidad y cuarentenas de inicio de año, las movilizaciones y bloqueos entre mayo y junio y el tercer pico de contagios por el virus SARS-CoV-2 durante los meses de junio, julio y parte de agosto, todos hechos que desviaron en cada momento la senda de reactivación económica. Sin embargo, la capacidad de recuperación de la economía colombiana resultó ser más alta de lo inicialmente esperado por analistas y mercados. En efecto, las proyecciones de inicio de año daban a entender que el crecimiento económico de 2021 no superaría el 6.5%. Hoy, con los datos de indicadores líderes con corte a octubre, hay un consenso de crecimiento muy superior a esa primera previsión, incluso cercano al 9.3%.

Es así como en esta columna analizamos las perspectivas de cierre del año 2021, haciendo especial énfasis en las proyecciones del PIB de Anif. Así mismo, discutiremos el panorama para el año 2022 con base en los resultados (esperados) de cierre de 2021, el desarrollo de la pandemia en días recientes y el avance en el Plan Nacional de Vacunación (PNV).

La vacunación avanza a buen paso. El fin de 2021 estuvo marcado por grandes avances en el Plan Nacional de Vacunación (PNV). Para la última semana de diciembre, se tenía que más del 70% de la población contaba con al menos una dosis, mientras que más del 50% ya contaba con el esquema completo de dos dosis (o una única dosis en el caso de la vacuna de Janssen). Además, con corte al 31 de diciembre, ya se habían aplicado cerca de 3.3 millones de dosis de refuerzo. Con eso, se habrían aplicado más de 64.6 millones de dosis en todo el territorio nacional. Sin duda, el rápido avance del PNV en Colombia ha sido una de las grandes victorias del 2021 y da paso para un poco más de optimismo a la hora de enfrentar nuevas olas de contagio.

En términos de avance a nivel territorial, Anif desarrolló un modelo de desempeño relativo con base en la desviación estándar y la media del número de dosis aplicadas como porcentaje de las dosis recibidas con corte a la tercera semana de diciembre de 2021. Los departamentos por debajo de la media más allá de una desviación estándar se consideran con mal desempeño, mientras que los que están por encima del promedio nacional con una desviación estándar o más se consideran de buen desempeño.

Los resultados arrojan que las unidades administrativas con mejor desempeño son Santa Marta, Barranquilla, Casanare, Meta, Boyacá, Antioquia, Cundinamarca y Caldas, que superan el 92.9% de avance de dosis aplicadas frente a las recibidas. Esa dinámica responde, entre otras cosas, a las cadenas logísticas del Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud) en esos territorios. El transporte, la distribución y la aplicación han sido factores decisivos para una efectiva gestión de la campaña de inmunización.

Por el contrario, los departamentos que tienen un desempeño preocupante (por debajo del 87%) se ubican en los extremos sur y occidente del país. Se trata de Vaupés, Chocó, Cauca, y Vichada, regiones que deberían ser tomadas en cuenta para establecer metas a corto plazo en las estrategias de prioridad que se formulen para el PNV en este año. El difícil acceso a estos departamentos, tanto por medios terrestres como fluviales genera cuellos de botella logísticos y de transporte, lo que entorpece el despliegue de la campaña en esas zonas del país.

Ahora, durante las primeras dos semanas de 2022, la campaña de vacunación, continúa de manera exitosa. Lo anterior considerando la reciente directriz expedida por el MinSalud que reduce, de seis a cuatro meses el tiempo de espera para la aplicación de la segunda dosis y el refuerzo para la población menor de 50 años. Adicionalmente, las personas que hayan contraído el virus tendrían que esperar un mes para ponerse el refuerzo, ya no tres meses como se había estipulado en un principio. La medida se ha tomado para contrarrestar la ola de casos y su rápido ascenso en los últimos días. El reto en el frente de salud pública, de cara al nuevo aumento acelerado de casos que se relaciona con la presencia de la variante Ómicron, es llegar a la población que no tiene ninguna dosis, así como los más vulnerables para la aplicación del refuerzo. Todo esto con el objetivo de contener el pico en términos de casos severos que requieran atención hospitalaria prolongada y muertes.

Perspectivas económicas 2021 y panorama 2022

De acuerdo con los resultados más recientes en materia económica ANIF hizo una revisión al alza de sus proyecciones de PIB. En efecto, con el dato de crecimiento con corte al tercer trimestre (13.2% anual y 10.3% en el año corrido), junto con las cifras de los indicadores líderes al mes de octubre, nuestras proyecciones, antes en el 8.4%, ahora se ubican en el rango 9.7% - 10.1% para todo el 2021. Se espera que los datos faltantes, que corresponden a los meses de noviembre y diciembre sean muy positivos, debido a efectos de mayor actividad propios de esa época del año, con lo que el último trimestre del año podría sorprender positivamente.

Nuestras proyecciones se apalancan en el buen comportamiento del comercio y la industria, dado que son los sectores de mayor crecimiento proyectado (19.3% y 15.9%, respectivamente), después de las actividades de recreación (28%). Estos resultados estarían atados a los efectos de base, que están presentes en mayor medida en los sectores mencionados. En contraste, esperamos que, dentro de los sectores más afectados por la pandemia, la minería y la construcción cierren con un crecimiento moderado. Lo anterior, a su vez, se explica por condiciones propias de cada sector, como la dependencia de condiciones internacionales en el caso de la minería y los problemas de precios e inventarios de la construcción. Por el lado del gasto, esperamos que los hogares presenten una importante recuperación en el consumo, relacionado con el creciente dinamismo del mercado laboral.

Ahora, para el año 2022 también hacemos una ligera revisión de nuestras proyecciones, pasando de 3.8% al rango 4.1%-4.4%. Lo anterior con base en los resultados del 2021, que han estado consistentemente por encima de las expectativas y el éxito de la campaña de inmunización. El principal riesgo que corren nuestras proyecciones es que se mitiguen los posibles nuevos picos de contagio con estrategias que ya se han probado falibles y contraproducentes en términos económicos y sociales como son las cuarentenas y los cierres de operación a la actividad productiva.