Analistas

Un tablero nuevo

GUARDAR

María Fernanda Hernández - mariaf@priscilalab.com Experta en lujo internacional

El tsunami de malas noticias, tragedias y angustias que hemos recibido los últimos dos meses puede ser realmente devastador. Esta conciencia perma- nente de la progresión del covid-19 junto con los perjuicios económicos en Colombia y en el mundo entero son agobiantes. Lo que inicialmente pensamos era una crisis temporal y pasajera se ha prolongado generando lentamente una conciencia de la gravedad y contundencia de la realidad a la que nos enfrentamos.

Ya descartamos la fantasía de que vamos a volver a nuestra vida prepandemia de un día para otro. Los emprendedores estamos enfrentando retos nuevos y tratando de prever cambios. Todas las industrias están siendo afectadas, de maneras diferentes, ninguno está exento. Estamos todos buscando alternativas, en algunos casos reinventándonos como tanto se ha hablado y en otros aprovechando esta tregua inesperada para corregir problemas que estaban presentes en nuestros negocios, pero no eran tan latentes o urgentes como ahora.

Alrededor del mundo está comenzando la reapertura gradual de la economía, con muchas precauciones y dudas. Las tiendas necesitan empezar a abrir. Solo en Estados Unidos se estima que el mes pasado hubo una pérdida de US$150.000 millones en ventas y 1,3 millones de despidos. Incluso empresas de larga trayectoria como J.C Penny, JCrew han anunciado estar a punto de declararse en quiebra. Lo que pasa es que una cosa es abrir los centros comerciales y otra cosa es que los clientes quieran ir a lugares públicos y además gastar dinero. Los productos esenciales indudablemente tienen una demanda garantizada, sin embargo, productos suntuarios como ropa, calzado y el lujo no están siendo prioridades en este momento.

En algunos estados de Norte América están implementando medidas de seguridad para dar tranquilidad a los compradores potenciales y ofertas para lograr realizar ventas. Por ejemplo Macy’s no va a habilitar los probadores y no se van a poder usar las muestras de maquillaje como antes. Tiendas como Kate Spade y Bed Bath and Beyond solo permitirán que los usuarios pasen a recoger las compras.

La única referencia por el momento de como irá progresando esta reapertura es lo que está sucediendo en China. Durante la cuarentena tuvieron una caída de 90% en ventas al detal, y a pesar de un crecimiento en las ventas digitales el total de los ingresos decayeron 25%. Dos meses después de la apertura las tiendas de moda y lujo dicen estar generando ventas entre un 70% y 80% de lo que eran, y esperan un crecimiento gradual a lograr crecimiento de un dígito para final de año. Macy’s tiene planeado vender sólo una quinta parte de lo que se vendía anteriormente con la reapertura.

No sabemos cómo vamos a evolucionar en nuestro país, cuándo nos sentiremos seguros para departir en lugares públicos en grupo, ya sea protestando o celebrando. Lo cierto es que será progresivo pues ante todo los compradores necesitamos sentirnos a salvo y además estabilizar los ingresos, ya sea recuperar o conseguir empleo, renegociar deudas, financiar gastos fijos...

Empero, un emprendedor es tenaz por definición. Esto es solo un nuevo comienzo, con oportunidades que antes no existían, con recursos hasta ahora subutilizados y abundancia de ideas. Sobre todo las ideas, son lo más valioso de un emprendedor. Así que mi recomendación para los jóvenes emprendedores es no perder la capacidad de soñar y de creer que los sueños son posibles, sencillamente nos cambiaron las reglas de juego.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés