Analistas

Rostros del antisemitismo

GUARDAR

La masacre en la Sinagoga Árbol de la Vida ubicada en Pittsburgh, estado de Pensilvania, muestra de nuevo el antisemitismo. Ese ancestral odio hacia el pueblo judío que durante su larga historia ha tenido que soportar expulsiones y persecuciones religiosas emanadas en la Edad Media de la Iglesia católica y en la era moderna del islamismo radical.

Así como acusaciones de ser creadores del socialismo, pero también por los padres del capitalismo. También de este recordatorio con hechos violentos contra la comunidad hebrea, tenemos los progroms durante la era zarista, donde la guardia cosaca no tenía problema en masacrar humildes barrios judíos con el beneplácito de la comunidad local rusa; asimismo durante el genocidio de la Segunda Guerra Mundial, la población polaca vio como 400.000 judíos eran hacinados en el gueto de Varsovia y deportados hacia campos de muerte mientras guardaban silencio.

El miedo podría ser una excusa, sin embargo, los nazis intentaron realizar ese mismo procedimiento en Suecia y allí fueron enfrentados por los todos los habitantes suecos. A la postre, la comunidad judía sueca encontró alivio a su situación, mientras el peor exterminio de este pueblo se dio en Polonia.

En Argentina encontraron refugio los nazis bajo el auspicio del gobierno peronista, allí fue capturado Adolf Eichmann, arquitecto de la solución final, denominación dada al empleo de gas que sirvió para elevar el asesinato de judíos a un nivel industrial.

Con la creación del Estado de Israel, prontamente convertido en eje de desarrollo económico e innovación tecnológica a nivel mundial, este pueblo encontró la tranquilidad de seguir sus leyes religiosas sin temor de ser perseguidos.

No obstante, desde Europa han surgido movimientos como el BDS que busca boicotear la producción que provenga de empresas judías, así como movimientos de izquierda sobre la base del conflicto con el pueblo palestino, cuyos discursos han terminado por alentar atentados terroristas en ciudades israelíes.

Lo ocurrido recientemente en Pittsburgh, sirve para atacar al actual Gobierno republicano de Estados Unidos, particularmente al Presidente Trump. Sin embargo, esta administración ha realizado esfuerzos para contener el terrorismo y apoyar al Estado de Israel, contrario a lo que sucedía en la era Obama cuando fueron lanzados más de 12.000 misiles contra suelo israelí.

Ahora, en relación a los 994 tiroteos masivos en Estados Unidos entre 2012-2015, siendo los más letales los ocurridos en escuelas, pero las cifras muestra también, que se han ralentizado a pesar de las críticas de los medios de comunicación a ese Gobierno.

El antisemitismo no tiene tendencia ideológica, es un mal endémico que viene desde los tiempos del Imperio Griego y Egipcio, y que debe ser contrarrestado no empleado como arma ideológica, porque como concluyó Primo Levi: “sucedió luego puede volver a suceder”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés