Analistas

¿Populismo, duda o fe?

GUARDAR

Los discursos populistas terminan por encantar a la población por un periodo de tiempo, pero a mediano plazo los costos son elevados, porque esos votantes terminan pagando las consecuencias de decisiones que parecían en principio una buena idea, pero acaban violando leyes económicas que no necesitan ningún tipo de juez para corregir sus efectos. El problema es que quién paga con creces son los más vulnerable que con su voto llevaron al poder a este tipo de gobernantes.

Casos de estos abundan por todo el orbe, el caso más reciente es el fracaso del proyecto de Hugo Chávez, sin embargo, este exportó esas ideas por toda la región, incluso en España el partido Podemos, bebe de esa fuente. En sus discursos, está la idea de nacionalizar la empresa de energía eléctrica de ese país tal como lo hizo la revolución bolivariana en Venezuela, la consecuencia de tal decisión salta en la oscuridad que padece ese país por estos días.

Esas mismas decisiones han comenzado a surgir en México, tras la elección de Andrés Manuel López Obrador quien ha venido tomando una serie de medidas que suenan coherentes, pero cuando se analizan dejan serias preocupaciones. La primera, fue detener la construcción de un segundo aeropuerto que se estaba construyendo en el municipio de Texcoco, una obra indispensable para un país como el azteca, por donde pasa buena parte de la carga internacional y que es transito de miles de personas entre Latinoamérica y Norteamérica. Esto, aduciendo que dicha obra era un desperdicio de dinero y que tenía graves impactos sobre el medio ambiente. La verdad es, que la urbe más grande de la región no posea un segundo aeropuerto representa serios problemas para la economía del país y coloca en riesgo la seguridad de los habitantes del Distrito Capital. No valieron reclamos ni argumentos técnicos o económicos, tan pronto tomó posesión el actual Presidente, citó un referendo con solo 1% del censo electoral y un resultado a favor de 70% para no continuar esa construcción.

A los pocos meses, otra decisión similar, colocar en venta el avión presidencial que había adquirido su predecesor, la razón, lujos innecesarios y costosos para el pueblo mexicano. Un informe técnico financiero de la firma Flight Ascend Consultancy determinó que vender el Boeing 787-8 Dreamliner traería una pérdida de US$137 millones, aun así, la decisión ya se tomo y fue muy aplaudida a pesar de los costos fiscales que tendrán que asumir los contribuyentes.

Como si fuera poco, para enfrentar el robo de combustibles, AMLO decidió cerrar el flujo de combustible llevando al desabastecimiento de crudo e incrementando el contrabando. La democracia requiere mejor formación para evitar que la fe en un discurso se tome la política. Carl Sagan dijo: “La primera gran virtud del hombre fue la duda, y el primer gran defecto la fe”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés