Analistas

Petro incendiando hasta las telcos

GUARDAR

Leonardo Gómez Jiménez Profesor de Medios Digitales

A Gustavo Petro no le basta con tener incendiado a todo el país dando órdenes a diestra y siniestra de paralizar todo.

Ahora también se inventa que el Presidente Iván Duque va a privatizar el espectro para las telecomunicaciones y que dejó a ETB y a EPM por fuera de la subasta de espectro que tendrá lugar el 20 de diciembre.

Primero, no es cierto que la subasta sea sinónimo de privatización. Segundo, si así lo fuera, las telecomunicaciones públicas fracasaron hace rato no solo en Colombia sino en toda la región y por eso hoy son una industria en competencia con la tecnología más avanzada posible y los precios regulados por esa misma competencia y el mercado.

EPM escindió su negocio de telcos en Une hace 15 años, así que no sea anacrónico Petro. Une tiene la mitad más una de las acciones de Tigo, así que sí hay un participante en la subasta con composición accionaria pública. Movistar también tiene un monto de acciones del Estado. Claro y Partners, son en efecto privadas. Pero nadie le impidió a ETB o a Emcali o a Telepitalito la posibilidad de participar. ¿Culpar a Duque hasta de eso? ¡Por favor!

Aquí hay dos buenas noticias: la primera que con la adjudicación del espectro en las bandas 700, 1.900 y 2.500 MHz, las zonas más apartadas del país donde hoy no hay cobertura de internet o telefonía, pronto la tendrán. En esas zona es inviable llevar cable o fibra óptica por lo que la tecnología móvil es la única que permite señal de calidad, de alta velocidad y en un tiempo corto de instalación. La segunda noticia es que se presentó un nuevo operador. Partners es una empresa que opera telecomunicaciones en Inglaterra y Chile. Entre más inversión en telecomunicaciones y más competencia de ofertas y tarifas, los ciudadanos seremos los mayores beneficiados. ¿Qué pasaba en cambio cuando Telecom, ETB y EPM eran monopolio? Hacer una llamada era un lujo. Los precios eran altísimos, el servicio al cliente era pésimo, hacer una llamada de larga distancia era solo para los más ricos. Eso sin contar la cantidad de veces que el país se quedaba incomunicado cuando los sindicatos de estas empresas, les daba la gana de entrar en paro, dejando a todo el país incomunicado porque no había competencia. Eso tiene que verlo Petro. Con la apertura de las telecomunicaciones en Colombia se dinamizó el mercado y entró la competencia con nuevos operadores nacionales e internacionales. ETB sería hoy socia del gigante Millicom en Tigo pero justo bajo la administración Petro se puso de digno y renunció a esa sociedad y tomó el camino absurdo de seguir compitiendo sola. ¿A quién se le ocurre que una empresa distrital puede competir con monstruos globales como Telefónica, Claro o Millicom?

Lo que si puede hacer Petro incendiando y paralizando el país es ahuyentar a estos inversionistas, hacer que se vaya Telefónica que fue quien salvó a Telecom de la quiebra, y dejarnos de nuevo con unos operadores monopólicos incompetentes del siglo 19.

¡Bienvenida la subasta y que aumente la cobertura móvil cuanto antes!

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés