.

Éxitos de la libertad económica

miércoles, 2 de junio de 2021
MÁS COLUMNAS DE ESTE AUTOR

Dice un refrán popular que “una imagen vale más que mil palabras”. Lo invito a que reflexionemos sobre tres: Una gráfica, una fotografía y un mapa. La gráfica es la que muestra la curva de cómo la pobreza extrema, entendida como el porcentaje de la humanidad que vive con menos de US$2 al día, ha descendido desde el año 1800 hasta la actualidad. Mientras que 85% de la humanidad vivía en la extrema pobreza en el año 1800, actualmente, menos de 9% de los seres humanos vive en esa condición. Si en los 1.000 años anteriores a 1800 el ingreso promedio de la humanidad creció casi 50%, en los poco más de 200 años que han pasado desde 1800, el ingreso promedio de los seres humanos ha crecido alrededor de 1.000%. Observe que esta ha sido la disminución de la pobreza extrema más rápida y más importante de toda la historia de la humanidad. ¿Qué fue, entonces, lo que sucedió a partir del año 1800? La respuesta es que empezó a extenderse por el mundo la libertad económica, a partir de la revolución industrial. Piense en lo que este cambio ha significado para la humanidad, para Colombia y para su propia familia.

Ahora fíjese en la fotografía. Se trata de la imagen nocturna del planeta Tierra tomada desde el espacio. Mire cómo brillan por casi todo el globo las luces de las ciudades, los edificios, las empresas, las fábricas, los aeropuertos y las autopistas, en donde los humanos habitan, trabajan y prosperan. Sin embargo, hay una parte del mapa planetario nocturno en la que se observa un fenómeno peculiar: la península de Corea. Allí aparece una parte inferior resplandeciente, llena de vitalidad, de acción y de luces, se trata de Corea del Sur, un país en el que predomina, desde más de cinco décadas, la libertad para trabajar, producir, vender, comprar, intercambiar, invertir, cooperar y, en consecuencia, iluminar.
En un marcado contraste, la parte superior de la península está en la penumbra o la oscuridad casi absoluta, como si fuera un parche de agua que une al Mar Amarillo y al Mar de Japón. Es Corea del Norte, el país con menor grado de libertad económica y política del mundo. Allí los jefes del Partido Comunista disfrutan de lujos y comodidades, desde hace más de 60 años, a costa del trabajo de un pueblo sumido en la miseria y la represión.

Por último, observe el mapa de la libertad económica en el mundo, elaborado anualmente por la Heritage Foundation de Estados Unidos. En él se dividen las economías en cinco categorías de libertad: libres, predominantemente libres, moderadamente libres, predominantemente reguladas y reprimidas. Ahora relacione esta imagen con las dos anteriores. Encontrará que los países con menor pobreza, con mayor ingreso promedio por habitante y con mayor luminosidad nocturna son, también, los más libres. En cambio, los lugares del planeta en los que todavía persiste la miseria crónica de la humanidad y en los que la luminosidad es más escasa, son aquellos, principalmente los ubicados en África y en buena parte de América Latina, en los que la libertad económica es más reducida o está ausente.

Para continuar profundizando en estos temas no se pierda los próximos artículos de este espacio de Libertank, en los que, veremos los grandes avances de la humanidad.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA