.
Analistas 21/05/2022

Reducción gradual del plástico

José David Name
Senador de la República

Por su impacto en el medio ambiente y sus posibles efectos irreversibles en la salud de los seres humanos, la contaminación atmosférica, terrestre y acuática por el uso de plásticos, merece una atención especial a nivel mundial y local. Resulta inaplazable empezar a cambiar el ‘chip’ sobre la producción y consumo de plásticos en el territorio nacional, e implementar nuevas medidas que conduzcan a su reducción gradual. La cada vez más constante presencia de microplásticos (pequeñas partículas de entre 0,001 a cinco milímetros) en los distintos ecosistemas, especialmente los marinos, se traduce en una afectación directa a la salud humana. Debido a que estos fragmentos no son biodegradables, por acciones de la naturaleza van quedando reducidos a piezas milimétricas, que al ser consumidos por los peces, moluscos o crustáceos, están entrando en nuestra cadena alimentaria.

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa), la contaminación de los mares amenaza con convertirse en un problema de salud real, especialmente por la presencia de microplásticos y nanoplásticos, que pueden acumular bifenilos policlorados (PCB) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) los cuales se adhieren a los alimentos. Aunque las investigaciones sobre el impacto del plástico en la salud humana son muy escasas e incipientes, recientes estudios han aportado datos alarmantes. Los resultados de la primera investigación realizada para buscar la presencia de plásticos en la sangre humana, revelaron que 77% de los examinados tenían partículas de plástico en su torrente sanguíneo, que posiblemente ingresaron al cuerpo desde el aire, o a través de alimentos y bebidas. Un hallazgo que alerta sobre un futuro problema de salud pública.

Para hacerle frente a una problemática que va en aumento debido al exponencial uso de plásticos en la vida diaria, nos encontramos tramitando en el Congreso, el proyecto de ley No. 213 de 2021 Senado - 010 de 2020 Cámara, que establece una serie de medidas tendientes a la reducción gradual de la producción y consumo de plásticos de un solo uso en el país y prohíbe su fabricación, importación, exportación, comercialización, distribución, entre otras disposiciones. Con esta iniciativa buscamos resguardar los derechos fundamentales a la vida, la salud y el goce de un ambiente sano, estableciendo la prohibición de introducción en el mercado de ciertos productos plásticos de un solo uso que deben ser sustituidos por alternativas sostenibles en unos plazos definidos, así mismo buscamos la definición de unas metas para el aprovechamiento de los residuos plásticos, y la creación de incentivos para la producción de alternativas sostenibles y de economía circular.

Estamos debatiendo y estudiando cuidadosamente este proyecto de ley, para que dentro de las medidas que se adopten se proteja el medio ambiente, la salud pública, así como la economía nacional, los puestos de trabajo y la capacidad adquisitiva de las familias colombianas. Por ello, incluimos la lista de los productos que deben ser reemplazados por alternativas sostenibles, así como los plazos para la entrada en vigor de las prohibiciones, estableciendo periodos de tiempo razonables para que los productos salgan del mercado sin generar mayores impactos para los consumidores y la industria.

Crear conciencia acerca del mal manejo de los residuos plásticos es el primer paso que hay que dar para frenar esta problemática ambiental que hoy se encuentra sin control.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA