Analistas

Cómo mantenerse en el tiempo

El dejar un verdadero legado ha sido siempre uno de los grandes objetivos perseguidos por los líderes a lo largo de la historia. Por lo tanto, hay un reto exigente y continuo de las empresas frente a las diferentes y vertiginosas transformaciones en tecnología, información, regulación, procesos y mercados, así como enfrentar entornos competitivos agresivos. Muchas compañías enten- dieron estos retos y han sobrevivido a diferentes adversidades, estableciendo, a través de sus líderes, un potencial de crecimiento y por ende, una longevidad que en ocasiones lleva a siglos de existencia.

La mayoría de los líderes se preguntan ¿qué debo hacer para que mi empresa sea sostenible y dejar un verdadero legado para las generaciones futuras? Puede haber cantidades de respuestas y una serie de factores que pueden contribuir a lograr la anhelada longevidad corporativa.

Entre dichos factores se encuentra la necesidad de generar cambios, los cuales pueden llegar a ser profundos o no, dependiendo del nivel de adaptación o la rapidez de respuesta de la organización. Por supuesto, cualquier cambio puede generar crisis, por eso es importante contar con la paciencia y el suficiente valor para generar estas transformaciones de manera estratégica. Para esto, los líderes buscan especializaciones, maestrías, consejeros y consultores, leen autores famosos, se asesoran de sus antecesores y se rodean de gente que pueda tener más conocimientos en algunas áreas específicas, con el objetivo de aprender rápidamente del entorno cambiante y adaptarse a él.

A su vez, es necesario monitorear o evaluar la evolución de los cambios, para corregir sobre la marcha si es necesario. Ser líder exige coraje para reenfocar el camino cuando la ruta escogida no ha sido la más idónea. 

Generar reformas en la organización requiere de inversión, bien sea de recursos económicos, en activos o en el capital humano, que a la postre es lo más valioso dentro de cualquier estructura corporativa. Pero esta inversión debe ser, hasta cierto punto conservadora, es decir que se debe establecer un marco financiero que permita invertir en todos los frentes con el objeto de retener los recursos que generan rentabilidad. En otras palabras, buscar un balance entre la inversión y el retorno de la misma a un corto plazo.

Otro punto a considerar es la transmisión de un alto sentido de pertenencia a toda la organización. En este sentido es necesario adherirse a una serie de valores en común, asegurando que las metas de cada uno de los funcionarios sean coherentes con los objetivos de la empresa.

Es importante considerar los tipos de profesionales que debe tener cada organización, ya que los humanos tenemos un marco de entendimiento limitado, dentro de un mayor grado o no de experiencia. Un trabajo en equipo y multidisciplinario puede ser importante, pues cada profesional aporta habilidades y competencias que no tienen los otros. Por esta razón, las empresas deben trabajar conjuntamente con la academia en la creación de profesiones con un marco de competencias diferente a las actuales.

No hay una receta única o diferenciadora para asegurar que una empresa sea sostenible en el tiempo, pero sí hay muchas herramientas que permitirán a los líderes moldear sus organizaciones para asegurar una sostenibilidad verdadera. Es claro que los líderes actuales deben tener una mentalidad abierta y dispuesta al cambio  y así perpetuarse a través de un legado real.