.
Analistas 29/01/2021

Que paguen por el buen contenido

Francia es el primer país en Europa que logra avanzar en un acuerdo con las plataformas de internet para la remuneración de los contenidos noticiosos que se despliegan a diario en los buscadores. A finales de 2019, la prensa francesa acusó al gigante norteamericano Google de violar sus derechos “afines”, un término jurídico que se asemeja a los derechos de autor. En el viejo continente ese concepto se diseñó con el fin de mejorar la distribución de ingresos digitales. La teoría es que debía haber un beneficio concreto para los periódicos, agencias de prensa y en general creadores de contenidos audiovisuales de noticias.

Los ingenieros de Google modificaron la parametrización de los algoritmos, lo que derivó en una menor visibilidad de ciertos periódicos en línea. Casualmente los que aparecían lejos de los primeros lugares en las búsquedas de la sección “Google Noticias” resultaban ser aquellos medios impresos que se negaron a permitir seguir explotando de manera gratuita sus contenidos. Los periódicos de Francia, accedieron a la fórmula a regañadientes, pero reclamaron judicialmente ante la Autoridad de Competencia. Dicho organismo en abril de 2020 ordenó a Google a negociar “de buena fe” unos términos y condiciones con cada uno de los editores. La decisión llegó al Tribunal de Apelación de París, quienes en segunda instancia confirmaron la orden.

Hace algunos días se cerró esa negociación de “buena fe”. El vocero de Google Francia, Sébastien Missoffe, se refirió al acuerdo como un importante compromiso que permite luego hacer otros acuerdos sobre negocios y contenidos que hoy se desconocen, pero se sabe aparecerán en el futuro.

Su contraparte, el representante del gremio APIG, que aglomera a los principales periódicos de ese país, Pierre Louette, resaltó que este reconocimiento económico de los derechos conexos hacia los editores de prensa por sus versiones digitales es un primer paso para equilibrar una cancha que siempre ha sido asimétrica en favor de las plataformas.

En nuestro país, los periódicos afiliados a la Asociación Colombiana de Medios de Información AMI, avanzan en aterrizar una eventual negociación con las plataformas. Localmente hay mayor receptividad por parte de Google que de Facebook. Decenas de periodistas y las salas de redacción regionales están ante un inminente escenario de cierre por costos que ya no se cubren con pauta. Los medios han tratado de inventar fórmulas para monetizar los tráficos de internet, pero el precio promedio hace que ese negocio sea insostenible tal como está hoy para muchos.

La sociedad necesita informarse, y en algún punto del camino las plataformas que están liderando el gran tráfico de internet, deben llegar a un escenario de remuneración como el francés. Si de verdad están comprometidos con la idea de frenar el desborde de noticias falsas, lo mejor es invertir en los filtros naturales del periodismo que son las salas de redacción de medios clásicos. El MinTIC tiene amplia documentación sobre los avances de estos temas a nivel internacional. En países como España o Australia, el debate ha avanzado tanto que las mesas ya comenzaron a generar los primeros puntos de negociación. Necesitamos que las plataformas paguen por el buen contenido noticioso.