Analistas

No hay más sordo que quien no quiere oír

GUARDAR

 

La siguiente historia parece tomada de un relato del escritor Milán Kundera, o una novela del famoso Franz Kafka. Una de las miles de tragedias que se viven a diario en nuestro país, esta vez por querer ser más papistas que el papa.  El estado colombiano cuenta con funcionarios en sus diferentes entidades que a veces parecieran castigar a las empresas o instituciones que buscan solucionar problemas de minorías no atendidas por el propio estado. Un colegio diseñado en su totalidad para atender la población con discapacidad auditiva, se está viendo enfrentado a dramáticas decisiones de funcionarios que por su negligencia no ven más allá de sus escritorios.
 
El Instituto  Nuestra Señora de la Sabiduría para Sordos, ubicado en la calle 20 sur No 10 A 51 es una organización especializada, con tecnología diseñada específicamente para atender las necesidades de enseñanza de la población con discapacidad auditiva. En el colegio todos los profesores saben hablar en señas y todas las clases son dadas de esa manera. Además tienen terapias de lenguaje, audiologías, fonoaudiólogas  que los acompañan en todo el proceso educativo. Todas las mañanas se dictaban clases a los padres sobre su educación y como comunicarse con sus hijos. Las terapias realizadas involucraban a todo el nicho familiar. Un colegio como estos, por obvias razones, requiere un alto nivel de inversión en equipos para educación especial, por lo cual hace años se firmó un convenio con la Secretaría de Educación de Bogotá, quien venía aportando  el 40%  del funcionamiento equivalente a 480 millones de pesos.
 
A principios de diciembre de 2012, la Secretaria informó que acabaría con el  convenio.  La increíble explicación pasa por un  certificado de tradición y libertad que se presentó en el momento, y que no concuerda exactamente con el predio que se tiene hoy en día. En el certificado no figura un área que se vendió a una urbanizadora. Cuando  revisaron los documentos, la secretaria afirmo que había una venta parcial y que no era explícito cual era  el área del instituto así como tampoco el área vendida. Nadie entiende por qué la misma Secretaría venía realizando el convenio por más de 15 años, y solo hasta 2012 descubre el problema de la dirección física. En resumen, un absoluto tecnicismo, que se da por que la institución ha venido creciendo y comprando y vendiendo lotes aledaños a su ubicación original.
 
350 niños fueron reubicados en colegios del distrito que no tienen la capacidad para atender ese tipo de población. Los niños fueron asignados a colegio distritales que tradicionalmente han atendido marginalmente a población en condición de discapacidad auditiva, donde hay algunos profesores que saben hablar en señas pero no hay una cultura especializada dentro de la institución. Es imposible que en un aula de 40 estudiantes, en su mayoría son niños con escucha, dicten una clase en señas para un 1% de sus estudiantes. No hay caminos para expresarse entre un oyente y un sordo si no hay parámetros de cultura establecidos.
 
Otro problema que va más allá de los niños, es que 5 del grupo de profesores son sordos.  5 personas que inician el 2013 sin esperanzas porque su reubicación es un proceso demorado. El Distrito en vez de hundir  a la institución debería ser herramienta para convocar a que más niños sordos sean parte de este proyecto educativo y buscar la manera  para que esos 480 millones de pesos no se desvíen en este 2013.  Increíble que el estado colombiano, en vez de premiar a personas que se preocupan por sacar adelantes problemas tan específicos y puntuales, termine hundiendo proyectos de vida por pura y física falta de inteligencia. El  funcionario de la Secretaría de Educación de Bogotá convirtió algo fácil en difícil. Ese personaje le cambio la vida a unos niños que lo que más necesitan ahora es, que alguien que quiera oír, los oiga.
 
Ñapa: Miembros del Partido Conservador insisten en que es inconveniente que el procurador Alejandro Ordóñez este pensando en renunciar en Abril a su cargo para lanzarse como candidato presidencial por esa colectividad. No es tan fácil ni tan directo que todo el partido le exprese su apoyo a tan cuestionado funcionario. No todos los azules se quieren quemar con esa carta.
GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés