.
Analistas 28/05/2021

Más movimientos telco

Jorge Hernán Peláez
Columnista y periodista de Al paredón del Diario LR

El sector de las telecomunicaciones continúa generando novedades para los usuarios cuando se conocieron recientemente dos movidas empresariales relevantes. La semana pasada, en este mismo espacio, señalé las realidades del cuarto operador de telefonía móvil celular. Hoy la agenda noticiosa nos trae dos movimientos. En primer lugar, la adquisición del negocio de Internet Fijo que presta DirecTV desde el año 2014, por parte de la multinacional Movistar. En segundo lugar, el inicio del proceso de venta de la participación que tiene EPM en Tigo-Une.

En el acuerdo anunciado entre DirecTV y Movistar, hay una evolución natural por las realidades actuales de ambas compañías. AT&T, que es la accionista de DirecTV en América Latina, está moviendo sus recursos y visión hacia la creación de contenidos, por lo cual servicios como Internet Fijo pasan a ser secundarios. DirecTV sigue siendo un proveedor de televisión por suscripción y muy pronto se conocerán noticias con respecto a la forma de distribuir los contenidos. Movistar entra de lleno a robustecer una de sus líneas de negocio natural de datos e internet. Ambas compañías están en un escenario de gana-gana. Todo depende ahora de la aprobación de la SIC.

Por los lados del departamento de Antioquia, la visión pasa por crear un nuevo modelo de negocio ante las necesidades puntuales que brinda la región. En la junta directiva de EPM se definió iniciar este proceso de enajenación de acciones pues el alcalde Quintero, que desde campaña viene hablando del tema, piensa utilizar los recursos en desarrollar el plan de valle del software y convertir a Medellín en un centro de revolución tecnológica.

Mientras EPM tenga sociedad con Millicom, los compromisos derivados del contrato le impiden a la ciudad utilizar el capex en telecomunicaciones libremente. Los presupuestos y plan de negocios de Tigo-Une están amarrados por mitades. En el contrato hay un compromiso de primera opción para Millicom que seguramente será el comprador de ese 50%. Si por algún motivo Millicom no logra llegar a un acuerdo, ambas partes saldrían a vender la empresa en conjunto.

Con estos cambios dramáticos en el horizonte, la capital no se va a quedar atrás. Bogotá ya tomó decisiones y busca adaptarse también a todos los cambios del mercado. ETB avanza en la creación de una red neutral de fibra óptica para la ciudad, que sería la mayor red neutral en América Latina, y daría acceso a más hogares con la mejor tecnología disponible que es la fibra. Este proyecto daría una mayor conectividad a la ciudad, ya que habría una reducción de la brecha digital, con impacto directo en el desarrollo económico. Una red neutral genera un entorno de mayor competencia. El proyecto también depende de la aprobación de la SIC.

Con estas movidas se espera que el resultado final sea el de mayores beneficios para los usuarios. Todas las compañías tienen los ojos puestos en la SIC que debe aprobar las movidas. Los usuarios finales, especialmente después de la pandemia, necesitan mejorar sí o sí las condiciones de conectividad. La SIC y el MinTIC no se pueden dar el lujo de ponerle frenos o trabas a estas conversiones que deberían beneficiarnos a todos. Un sector como las telecomunicaciones debe ser dinámico y así mismo la regulación.