Analistas

Aprender para avanzar

GUARDAR

Quizás pueda sonar demasiado pretencioso decir que en los tiempos actuales nada de lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida nos sirve para acometer los retos con los que nos estamos enfrentando y con los que nos enfrentaremos en un futuro más o menos inmediato. Muchas personas hablan de desaprender cuando se refieren a lo anterior.

Sin embargo, mi punto de vista es el inverso. Desaprender es aprovechar todo lo que la experiencia vital y profesional nos ha dado hasta ahora y continuar aprendiendo. Sin pausa. Ningún profesional puede ser ajeno al cambio continuo al que estamos expuestos como consecuencia de la adopción a las nuevas tecnologías. La velocidad del mencionado cambio jamás se había experimentado con anterioridad; ni con la revolución industrial, ni con el desarrollo de los medios de transporte, ni del descubrimiento de la www….

No estamos viviendo una época de continuos cambios, sino un cambio de época. Basta un dato, mientras que a principios del siglo XX lo que se denominaba una “época” cubría de tres a seis generaciones, ahora nuestra generación vivirá dos épocas y la generación Z vivirá de cinco a ocho épocas. Increíble, ¿no?, pero absolutamente cierto.

Y todo este “corre corre” se ha producido fundamentalmente por la digitalización. Esta ha llegado a todas las áreas y sectores. ¿Quién podría pensar que impactaría en el transporte de personas en las ciudades o en la restauración o en el servicio a domicilio? Las compañías que están en estos u otros sectores se convierten en actores claves, ya que son ellas las que tienen los datos de las personas (clientes). Hay ya quien dice, y no le falta razón, que la data es el petróleo de esta cuarta revolución industrial.

Ante esta situación, todos nosotros necesitamos estar inmersos en un proceso de aprendizaje constante y continuo, si no queremos quedarnos fuera y ser prescindibles dentro de cualquier organización. Lo que llamo desaprendizaje para adaptarnos a este entorno cambiante. Hay empresas que ya están casi obligando a sus colaboradores a que dediquen un tiempo al día a “formarse”. Y esto no es una quimera. Es perfectamente posible porque en la actualidad para “desaprender” ya no es necesario acudir a unas clases presenciales, sino que hay multitud de formatos disponibles y gratuitos, escritos, en audio y en video, en todos los idiomas. No hay excusas. Posibilidades tenemos todas.

Todo esto nos va a ayudar a saber cómo la tecnología y la digitalización, en sentido amplio de la palabra; big data, blockchain, AI, robótica… puede y va a afectar a nuestros negocios y a nuestro trabajo. Hay multitud de bibliografía que se aventura a cuantificar el numero de puestos de trabajo que desaparecerán como consecuencia de esta cuarta revolución industrial/tecnológica. Al menos hay que intentar estar preparados para que, si nos toca, sea lo más tarde posible. Si para mi generación esto es un “drama”, imaginad para las generaciones más jóvenes. No les queda alternativa. O se mueven o ni estarán.

Ahora bien, en esta vorágine de tecnología, de entorno cambiante, de datos infinitos hay que ser capaces de parar y mirar lo que nos rodea desde otra perspectiva. Somos seres humanos y no debemos perder el sentido de lo que hacemos: por qué y para qué las hacemos. La data permite que la AI tome decisiones por nosotros, aunque ya algunos pensadores han dicho que todo cambia tan rápido que la data de hoy no servirá para predecir nada de lo que pase mañana. Se habrá quedado obsoleta. En cualquier caso, la tecnología debe ser el medio para conseguir algo y no el fin último de nada.

¡Y todo esto sin la tecnología 5G! ¿Os podéis imaginar donde llegaremos con ella? Aunque no es justificable en absoluto, se entiende la paranoia de la administración americana encarnada en su presidente, con Huawei y otros conglomerados tecnológicos chinos. Les han adelantado claramente en esta carrera y se han dado cuenta de los riesgos que eso conlleva si no espabilan.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés