Analistas

Calentando motores

GUARDAR

En días pasados Oscar Gutiérrez, presidente de Dignidad Agropecuaria, publicó un resumen de la visita de Dignidad Cafetera  al Ministro de Agricultura, en la que anuncia la posibilidad de un paro como medida de fuerza, haciendo la salvedad “después no digan que no les advertimos”. 

Es el Polo, en cabeza de Gutiérrez, quienes ya están CALENTANDO MOTORES para las votaciones de octubre, y activando a las fuerzas cafeteras para que los acompañen en la protesta, con el fin de obtener dividendos electorales. 

Ya su frustrada aspiración a la Cámara de Representantes demostró que los cafeteros votan por los partidos tradicionales, y no mezclan su negocio cafetero – que es racional – con su posición política. Por lo tanto, no pueden dejarse seducir nuevamente para adelantar un paro, como lo propone Dignidad, cuando la producción crece un 11% y por ende el ingreso, alcanzando en los últimos 12 meses $5,5 billones, el mayor por muchos años. 

El país ya está prevenido; considero que es el momento de tomar conciencia para obrar con sensatez, sin avaricia y reservar su capacidad de pedir los apoyos para cuando realmente sean necesarios. No pueden quedar de “PECHUGONES”, como alguna vez calificaba Rudolph Hommes a los cafeteros. 

Inconcebible ser renuente a hablar de fondo de estabilización cuando el precio está arriba y solicitarlo cuando está abajo. 

Las demás peticiones son igualmente irreales. Puede ser que el Ministro de Agricultura las haya firmado en el pasado en ejercicio de sus funciones anteriores, pero son banderas igualmente populistas que al contrario, perjudican a los productores. Solicitar condonación de deudas cuando el ingreso está en el punto máximo es inadmisible y, a los cafeteros les cierra las puertas de los bancos. 

Así mismo, pretender rebajar por decreto los fertilizantes un 30%, es garantizar el desabastecimiento del mercado, perjudicando en materia grave los cultivos. No se puede olvidar que en puertos está al precio internacional y que llevarlo en pequeñas cantidades a 500 municipios es lo que lo encarece. 

El último tema de Dignidad Cafetera es el estudio de la Misión, que realmente no tiene sentido oficializarlo, cuando el Gerente del gremio ha convertido la estigmatizaron del documento y de sus autores en su bandera para buscar estabilidad interna. 

Los cafeteros del centro del país se han quejado por falta de mano de obra y cuando aparece, es muy costosa. Se cumple lo que hemos sostenido sobre el problema estructural de la caficultura de gran formato, que se ve amenazada por falta de mano de obra. Las gentes del campo se educan y progresan – como es lo justo – para buscar empleos estables, con seguridad social, que hace inviable la caficultura empresarial. La escasez de recolectores es una buena  noticia para el país y mala para los empresarios del café. Significa que la economía ofrece opciones mejores y por lo tanto mucha gente está saliendo de la pobreza extrema. El más bajo desempleo en muchos años así lo ratifica. 

El tema de fondo es cómo se va a manejar la situación gremial cuando la tasa de cambio se estabiliza y el precio internacional también, resultando un precio interno normal para los más eficientes. Deja de ser un gran negocio para convertirse en una actividad simplemente sostenible. 

La Federación, como administradora del Fondo Nacional del Café y ejecutora en concertación con el Gobierno de la política cafetera, debe decidir si le hace frente a todas estas voces y abre un proceso de diálogo, como históricamente se ha hecho, en su papel de autoridad cafetera. Si renuncia a esa posibilidad, está aceptando la existencia de dos organizaciones gremiales con interlocución frente al Gobierno, posición de por sí embarazosa para los ministros, pero que un Gobierno demócrata continuará administrando, seguramente muy a su pesar. 

Esta circunstancia de consolidarse como parece, asegura que la Federación podría perder mucho espacio en la negociación del nuevo contrato de administración del Fondo Nacional del Café, que debe iniciarse en los próximos meses. Será el escenario donde el gobierno se debe emplear a fondo y cuando el estudio de la Misión de Estudios del Café  cobrará más valor.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés