El 7 de agosto se cumplieron 50 años del ascenso de Misael Pastrana a la Presidencia, aniversario que es un hito por los aportes vigentes realizados en su mandato, que serán relevantes en siglos venideros por su impacto positivo para las próximas generaciones, pese a que fuerzas de la extrema izquierda, así como las voces siempre disonantes de la oposición egoísta y dañina, los han pretendido durante todos estos años destruir y hacer parecer lo contrario.

Comenzar con un llamado a la verdad sobre la transparencia como ganó las elecciones de 1970 y aunque desde que comenzó el conteo en las urnas hubo una reñida competencia con el candidato Rojas Pinilla, esta se desarrolló conforme la debida gestión de la Registraduría Nacional, distorsionada por la premura de la información difundida por la radio. Bien lo dice Carlos Martínez Simahan (El Tiempo, agosto 8 de 2020) “fueron, ciertamente, las elecciones más disputadas, pero también las más vigiladas de nuestra democracia”, dado que se elegían representantes para todos los cuerpos colegiados, por eso con el escrutinio realizado por la Honorable Corte Electoral, esta manifestó que no hubo alteración, pero “continúa la fábula de la adulteración”.

Sin embargo lo importante es el legado, los aportes auténticamente fecundos, propios de un Estadista como lo califica Carlos Rodado Noriega, pues “gobernó con visión clarividente de futuro”, (El Colombiano, agosto 6 de 2020), fue así como advirtió el peligro del uso irracional de los recursos naturales y al posesionarse en 1970 “expresó con claridad que el desafío ambiental constituía una prioridad de su gobierno”, por eso entregó el Código de Recursos Naturales, pionero en la región y el mundo. Su conciencia motivó e inspiró en la Constituyente de 1991 “la protección integral del ambiente, la biodiversidad y el desarrollo sostenible”. varios artículos tienen su impronta, uno clave dice que “la propiedad privada es una función social que implica obligaciones, como tal le es inherente una función ecológica”.

Otros aportes recordados por Carlos Holguín Sardi (Diario del Huila, agosto 5 de 2020), fue su compromiso con la juventud en las principales ciudades donde nombró alcaldes jóvenes y un ministro de educación de 26 años, Luis Carlos Galán. Además, destaca sus cuatro estrategias para una mejor calidad de vida: la vivienda, las exportaciones, impulso al ahorro y a la productividad agropecuaria. Así creó el Upac que permitió a cientos de miles de colombianos tener casa propia y lograr un desempleo inferior a 5% cifra jamás alcanzada por ningún gobierno.

Las exportaciones diferentes a café se multiplicaron por cinco, de menos de US$100 millones a más de US$500 millones. También el sector energético, de infraestructura y de comunicaciones tuvieron positivas transformaciones, incluida la transmisión a color en la televisión. Así mismo en lo social el Icbf tuvo mejoras sustanciales como iniciar los albergues juveniles, igualmente estableció el subsidio familiar y creó las cajas de compensación.

Estos entre muchos logros claves, que es preciso reconocer.