Analistas

Libra, ¿caballo de Troya o democracia financiera?

GUARDAR

Gastón Vega Vallejo Profesor de Estrategia e Innovación MBA Universidad Javeriana

Nada ha capturado más atención de la prensa financiera en los últimos años como el anuncio de Facebook sobre su nueva criptomoneda Libra. Según su misión, “es una moneda e infraestructura global simple que permite empoderar a millones de personas”. En realidad, es un proyecto que espera lanzarse en 2020 y que le permitirá a unos 2.000 millones de personas alrededor del mundo enviar y recibir fondos gratis.

Para comenzar, es importante diferenciar la Libra de otras criptomonedas como el Bitcoin. Mientras la segunda es totalmente especulativa, Libra establece su valor con base en monedas estables como el Dollar. Para esto, se tendrá una reserva durante el tiempo de la transacción. Otro punto importante es que Facebook no será el dueño de Libra, solo será el miembro fundador. Desde ya existe una fundación sin ánimo de lucro la cual incluye a la fecha más de cien miembros donde sobre salen Visa, MasterCard, PayPal, Lyft y Uber, entre otros. La asociación ya emitió un borrador que incluye capítulos principalmente relacionados a la seguridad y a la estabilidad de la moneda para garantizar, entre otras cosas, que no se competirá con los bancos tradicionales, sino a lo sumo contra los bancos centrales.

Teniendo en cuenta lo anterior nos preguntamos: ¿dónde está el riesgo para el sistema financiero tradicional liderado por los grandes bancos? La respuesta está en que para darle vida a este nuevo ecosistema, Facebook decidió lanzar en paralelo su propia billetera electrónica. Calibra, como se denomina esta billetera, corre a través de una aplicación y se espera que opere a través de otras aplicaciones de Facebook como Messenger, Whatsapp e Instagram. Adicionalmente, se anunció que estas transacciones no tendrán costos. ¿Qué nos hace pensar que los usuarios no prefieran utilizar esta billetera, la cual estará también conectada con todos los grandes comercios en vez de seguir usando medios de pago tradicionales que agregan costos bancarios y complejidades en los procesos? Es por esto que si yo fuera un banco estaría muy atento (por no decir preocupado) a los cambios que traerá Libra + Calibra.

Hasta el momento, ustedes se preguntarán, ¿cuál es el verdadero riesgo de este nuevo esquema, el cual solo evita costos financieros que hasta ahora hemos venido pagándole a los bancos y que, además, genera inclusión financiera a miles de millones de personas que podrán hacer transacciones gracias a una simple conexión de internet ya sea fija o móvil? La respuesta es muy sencilla y radica en el hecho de que le permitirá a Facebook estudiar unos volúmenes de información nunca antes imaginados a la cuarta parte del planeta, muy por encima de cualquier competidor. Hasta ahora, Facebook ha dicho que no cruzará la información de su red social con la de Calibra; sin embrago, le pedirá a los usuarios autorización para hacerlo. Esto nos lleva a preguntarnos ¿qué sucederá si deciden cruzar la información de 7 millones de anunciantes, con la de 90 millones de pequeños comercios y la de 2.000 millones de usuarios? Pues, sin duda, se abre un nuevo horizonte de crecimiento infinito para ofrecer créditos, seguros, transferencias y en general cualquier producto a través del comercio electrónico. Esta situación es precisamente la que prevén algunos expertos los cuales incluso se han lanzado a llamar precisamente “La Libra como Caballo de Troya” pues le permitirá a Calibra apropiarse de un solo golpe de buena parte del sistema financiero mundial.

Este último punto es el que todos debemos monitorear. Es decir, lo peligroso no es que los gigantes de la tecnología se apoderen de la industria financiera, si al final nos dan un mejor servicio tanto en precios como en servicio (sin contar con la inclusión), sino que se apoderen de nuestra información no solo para manipularnos política y socialmente (como lo vimos en las pasadas elecciones de los Estados Unidos), sino también económicamente. Es por esto que nosotros como usuarios debemos dejar de ser tan irresponsables con la exposición de nuestra información, pero también los reguladores deben estudiar muy bien cómo proteger a los consumidores balanceando bien las ventajas de la democratización financiera a través de nuevos entrantes como los gigantes tecnológicos y, por último, los bancos deberían ser mucho más rápidos para asegurarse de que brinden soluciones efectivas y no solo burocracia en sus procesos que alejan cada vez más a sus usuarios.

De todas formas, antes de saber cuáles son los verdaderos riesgos y oportunidades de Libra + Calibra veremos cómo Facebook sortea grandes dificultades, pues deberá ganarse lo más importante como lo es la confianza de los usuarios. Confianza vista como estabilidad en sus plataformas financieras y confianza vista en la explotación responsable de la información de los usuarios. Ya incluso están teniendo que defenderse de grandes ataques por parte de los bancos centrales europeos. Lo importante es asegurarnos entre todos de que este ambicioso proyecto sea bien implementado y sirva para traerle beneficios a la sociedad, pues lo que está claro es que tampoco se trata de cortarle las alas, ya que si no es Facebook, ya existen otros gigantes de la tecnología haciendo cosas similares como, por ejemplo, los chinos de WeChat y si mis conductas estarán analizadas e influenciadas por alguna empresa, por ahora prefiero que sea por los americanos y no por los chinos.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés