Tejiendo redes en salud

GUARDAR

A mis manos ha llegado lo que algunos han denominado una propuesta novedosa para garantizar la atención de los usuarios del régimen subsidiado. Sin embargo, lo que debería generar esperanza y servir de alivio al sistema, levanta una serie de preguntas y alertas sobre si este modelo está suficientemente articulado, de forma que no conlleve a ahondar la crisis.

Las llamadas Redes Integradas de Servicios de Salud - RISS se forman a la luz de un modelo de encadenamiento productivo que requiere, no solo buenas intenciones sino del más juicioso criterio y la debida diligencia en su conformación, para garantizar que se incluyan a todos los actores públicos y privados, y se preste el mejor servicio de salud de acuerdo a las necesidades de la población.

El modelo propuesto requiere de una especial atención por parte de las autoridades, pues podría poner en juego la salud de alrededor de 1,8 millones de usuarios, de no ser ejecutado en debida forma y sin verificar que no se quebranten los principios del aseguramiento del Sistema.

Entendemos que la RISS que se está planeando va a funcionar cómo una Unión Temporal, compuesta entre otros por la Secretaría de Salud Departamental y constituida principalmente por los Hospitales Públicos (ESES). Adicionalmente, hemos sido informados que las EPS del régimen subsidiado en salud contratarán la prestación de servicios que demanden sus afiliados, a cambio de un porcentaje de la totalidad de recursos que reciben por concepto de UPC.

De ser eso cierto, las aseguradoras, a través de un contrato, cuya forma de pago está dada por capitación, entregarían gran parte de los recursos destinados al pago de los gastos de salud que reciben a cambio de los servicios ofertados por una Red, a la cual, hasta el momento, no se adscriben ni las instituciones de baja complejidad, dependientes de los municipios, ni las de altísima complejidad que, en su inmensa mayoría, pertenecen al sector privado, eje importante para la adecuada prestación del servicio. Si toda esta red no está realmente integrada, con encadenamientos productivos entre actores públicos y privados, no será posible mejorar la atención de salud.

No se busca con estas líneas poner en tela de juicio la buena intención de sus promotores, sin embargo, queremos poner de presente que toda decisión, y más aún aquellas que estén relacionadas con nuestra salud, deben contar con la suficiente argumentación técnica y jurídica, y socialización con todos los actores del sistema. No se debe concentrar todo el riesgo en una RISS si no está suficiente articulada, pues esto podría llevar a una desprotección de la población en su salud.

Un correcto funcionamiento de estos modelos requiere cumplir los lineamientos para el proceso de conformación, articulación, organización y gestión de una RISS como ha sido planteado por MinSalud, sin lo cual no tendremos la seguridad de que se presten eficientemente los servicios a través de esta nueva Red.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés