.
Analistas 03/05/2019

De Medellín para Latinoamérica

Flavia Santoro
Presidenta de ProColombia

La llegada a Colombia del primer Centro para la Cuarta Revolución Industrial (C4IR) en América Latina del Foro Económico Mundial - WEF, es una oportunidad única y una noticia de gran relevancia para el desarrollo tecnológico de nuestro país.

La decisión del WEF de apostarle a Colombia y a Medellín para ser sede del C4IR, se suma al interés del Gobierno Nacional, del sector privado y la academia para impulsar el ecosistema de emprendimiento, economía naranja, innovación y nuevas tecnologías.

Esta iniciativa se suma a la labor de promover competitividad, desarrollo, empleos, equidad y sobre todo, generar conocimiento que beneficie al país y a América Latina.

El C4IR en el país es el quinto en el mundo junto a los ya presentes en naciones como Estados Unidos, Japón, China e India. Al ser un “do tank” tiene un enfoque en la práctica y ejecución, y busca crear proyectos para desarrollar los marcos regulatorios necesarios para diferentes industrias y países y que tengan un impacto positivo en la sociedad a partir de la implementación de tecnologías y creación de nuevo conocimiento.

Celebro los esfuerzos del Gobierno Nacional, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y la Alcaldía de Medellín por este importante logro. Desde ProColombia estamos orgullosos de ser parte de la puesta en marcha del C4IR en el país, que está en línea con el propósito del Gobierno de promover la legalidad, el emprendimiento y la equidad.

Tenemos claro que la tecnología juega un rol esencial para poner en marcha políticas transparentes y certeras contra la desigualdad, fomentar el empleo, la inversión y mayor comercio con el mundo.

En línea con ese objetivo, desde ProColombia continuaremos trabajando en la promoción del país como destino de inversión y de negocios, para fomentar la llegada de nuevos jugadores que contribuyan con transferencia de conocimientos y apropiación de nuevas tecnologías, y que a su vez puedan hacer sinergias con iniciativas como el C4IR.

Esta es una oportunidad para que Colombia se convierta en referente continental en la creación de estudios y formulación de políticas para las tecnologías 4.0.

La elección por Medellín es un reconocimiento a la inversión que ha destinado la ciudad en ciencia, tecnología e innovación, con cerca de 2,14% del PIB, y por supuesto al gran potencial que tiene para el desarrollo de estos temas.

Medellín es además reconocida internacionalmente por su apuesta de transformación social y económica con una política incluyente enmarcada en estrategias de ciudad como el comité Universidad-Empresa-Estado que ha permitido la unión de voluntades y conocimientos y generar soluciones colectivas en beneficio de los medellinenses.

El contar con el C4IR con sello colombiano refuerza iniciativas como Ruta N que trabajan en programas y servicios para el desarrollo económico con el uso de ciencia y tecnología de forma incluyente y sostenible. Además, eleva los atractivos de Colombia como destino de negocios e inversión, y nos hace un llamado como país para ir a la vanguardia, estar a la altura de las demandas del mundo de hoy y construir el futuro de nuestra nación.

En los primeros proyectos que se ejecutarán desde el Centro ubicado en Medellín está el uso de inteligencia artificial para el mejoramiento de procesos y efectividad de las entidades, así como la identificación de irregularidades en los sistemas para hacer frente a irregularidades en áreas contables, evasión de impuestos, contrabando, cobros, entre otros. También para fortalecer la seguridad ciudadana y la acción contra el crimen.

El centro promoverá la masificación de la banda ancha y mejoras en la movilidad haciendo uso del internet de las cosas para optimizar rutas, frecuencias, velocidad y seguridad. El blockchain podría ser usado en servicios digitales para comercio electrónico, historias clínicas, impuestos, entre otros, lo que contribuiría a una gestión donde prime la transparencia de los procesos.

El C4IR es un espacio de convergencia para socializar iniciativas, necesidades y contribuir en el propósito de cerrar las brechas y potenciar el avance tecnológico de Colombia y Latinoamérica. Es un esfuerzo materializado al que debemos darle la bienvenida.