Analistas

La desigualdad y el Real Madrid

El Real Madrid lleva siete semifinales consecutivas de la Champions y está encaminado a ganar la Liga Española este año. ¿Qué tan justos son estos resultados y qué tan equilibrada es la competencia? No mucho. La desigualdad en la Liga Española y en la Champions es absolutamente abismal lo cual genera una competencia injusta. Para que no queden dudas, soy fanático del Real Madrid y este mismo argumento aplica a cualquiera de los equipos multimillonarios de Europa. Rara vez ganan los pequeños y si lo logran, es solo una excepción.  

Critico los equipos de fútbol en ese nivel y no a los jugadores que las integran quienes, por el contrario, en su mayoría, han salido de abajo. En ese sentido, se puede hacer un rápido cálculo estadístico para medir, en términos de equipos, qué tan desigual es la Liga Española y la Champions.

El coeficiente Gini mide la diferencia de ingresos entre las personas de una sociedad; no obstante, es posible obtenerlo, como ejercicio ilustrativo, basado en el costo de mercado de cada equipo; en otras palabras, respecto a lo que cuestan los jugadores que los componen. Los resultados obtenidos al utilizar la información disponible en www.transfermarket.com arrojan un Gini para la Liga Española de 0,53 y para la Champions de 0,44.

Es decir que el gasto es altamente inequitativo en ambos casos, ya que el Gini computa qué tan dispareja es la distribución, con un valor de cero para una total igualdad (cada cual tiene lo mismo) y de uno para la total desigualdad (uno solo tiene todo). En términos de ingresos, Colombia, uno de los veinte países más desiguales del mundo, está en 0,53, muy parecido al Gini de la Liga Española. 

Aunque, como se dice en la economía, se están comparando peras con manzanas, el punto es que la distribución estadística muestra altísima desigualdad en ambos casos.

En materia de fútbol hay unos cuantos ricos liderados por el Real Madrid y el Barcelona y otros comparativamente muy pobres. De esta manera, la plantilla del Real Madrid cuesta 775.000 millones de euros mientras que la del Osasuna es de 38 millones de euros.

En el caso de la Champions, el Gini también es alto. El equipo más pobre tiene una plantilla valorada en 32 millones de euros. ¿Quién compite así?

Como fieles fanáticos hacemos fuerza y sufrimos, pero los equipos “estrato seis” son los que se disputan siempre los campeonatos. Aunque se sigan las reglas, los dados ya vienen cargados. El fútbol americano es totalmente diferente. Las normas prohiben a los equipos gastar un monto superior al establecido por la liga. Todos cuentan con las mismas herramientas para armar su equipo y por ende, compiten en igualdad de condiciones.

En términos estadísticos, al computar lo que han gastado los equipos en los últimos cuatro años se genera un Gini de 0,29, que, solo como ilustración, está al mismo nivel del Gini de ingresos Suiza donde existe reconocida equidad en la distribución. Para las rondas finales de este año, respecto a los 12 equipos que calificaron, 171 millones de euros fue la cifra del que más gastó, y 151 millones de euros fue la del que menos lo hizo; una diferencia mínima. Este es un modelo realmente justo.

El fútbol europeo necesita cambios profundos en su sistema para que la competencia sea equitativa. Por ahora, con contadas excepciones, seguiremos viendo a los mismos equipos ganar cada año.