Analistas

Fidel Alejandro Castro Ruz

Fidel Alejandro Castro Ruz deja una herencia y una ideología que debe ser materia de revisión permanente en la cultura política de nuestro tiempo. Fidel fue un líder convencido de su visión humanista a través del modelo del socialismo. Orador de reconocida capacidad para la persuasión y el manejo de los auditorios de amplios sectores poblacionales. Estadista, sin dudas; controversial, siempre.

Un mito de la política. ¡Sí! Es un mito de la política contemporánea. Leyendas y fábulas recorren el mundo para intentar racionalizar sus ideales que no logran consenso y generan apasionados enfrentamientos entre seguidores y detractores. Y esa política era una combinación de los ideales liberales de José Martí con los del socialismo marxista. Fusión difícil de lograr razonablemente y de que sea aceptada por la comunidad internacional, pero lo intentó y allí está su legado.

Su peso en la política en América Latina y en el mundo fue absolutamente significativo. Lideró movimientos de suma relevancia en los últimos 50 años. De hecho, fue clave en los argumentos que soportan la independencia de los pueblos y en buscar un equilibrio en las relaciones internacionales entre los estados para colocarlos en condiciones de igualdad, a fin de construir un escenario de paz mundial. Su política exterior estuvo guiada por los intereses de su patria. 

Tanto estuvo su política exterior guiada por los intereses de su nación que en el inicio de su gobierno, su política exterior se cimentó en la construcción de movimientos armados nacionales. Al fracasar estos movimientos y el posterior derrumbe del modelo soviético, giró hacia las buenas relaciones entre los estados al punto de servir de mediador o garante para la superación de conflictos armados internacionales o no internacionales, ejemplo de ello, el caso colombiano. Fidel, un estratega político al servicio de su país.

Para contrarrestar la política exterior del gobierno norteamericano y los efectos negativos en su nación, promovió la constitución de bloques entre países afines a su país. Fue una manera de enfrentarse al bloqueo comercial norteamericano, política que afectó y afecta la condición humana del pueblo cubano. El movimiento de los Países No Alineados lo tuvo como uno de sus ideólogos, asimismo, gobiernos promotores del igualitarismo lo asumieron como referente y líder.   

El modelo de Estado que implementó en su país no fue precisamente el de Estado de Derecho, por el contrario, el modelo de Estado que construyó en su Cuba fue el gobierno de los hombres y no el de las leyes. Precisamente, por este asunto fue considerado un dictador,  en la medida en el que el gobierno del hombre no es un gobierno limitado, sino que depende de la voluntad del poder político sin las reglas previas que limiten el ejercicio.

En materia de derechos y libertades, promocionó los derechos sociales y la efectividad de las realizaciones en políticas de salud, medio ambiente sano, deporte, alimentación y educación de alta calidad. 

En lo que mundialmente es considerado con un serio déficit es su política de derechos y libertades civiles y políticas. La alternación en el poder político está destruida en la nación cubana, asimismo, la democracia representativa y la libertad de construir partidos. En conclusión, democracia, poco.

Paz en la tumba de Fidel Alejandro Castro Ruz. Ha muerto su cuerpo, pero el mito está y estará presente. Reflexionar acerca de su pensamiento es un reto.