.
Analistas 29/08/2022

Mazzucato, la antipetrista

Diego Gómez
PhD, Profesor EIA, Director ECSIM

Petro anda muy ufano diciendo que su enfoque de la economía está inspirado en las propuestas económicas de Mariana Mazzucato. Parece que ni la ha leído ni la ha entendido y mucho menos hablado con ella, y no sabe a lo que se enfrentarán él y su equipo. Lo primero es que es una crítica acida de la izquierda latinoamericana. Sostiene que esta es perezosa y equivocada al insistir en la redistribución del ingreso cuando hay poco que redistribuir. Dice que el objetivo debe ser la creación de riqueza, y la expansión de las economías. Además, le parece una gran vergüenza para la humanidad lo que ha pasado en Venezuela.

Lo primero que no pasaría su examen es la reforma tributaria de Ocampo, a la que ponen como objetivo la distribución de la riqueza: “La igualdad y la justicia social”, nada más contrario a lo que ella propone y que repite lo que ella señala como el gran error de la izquierda latinoamericana. Sostiene además que los impuestos deben ser para generar bienes públicos que habilitan a toda la sociedad.

Tampoco pasan el examen las ministras de Ambiente y de Minas y Energía. Mazzucato propone explotar los recursos minero-energéticos de una manera sostenible y que sus utilidades se empleen en el medio ambiente y en construir las capacidades sociales que el país requiere, es decir, pasar del extractivismo o del asistencialismo venezolano, a la transformación económica y el desarrollo regenerativo.

Mazzucato es nacida en Roma, pero vivió desde niña en Estados Unidos donde su padre, un investigador en física, fue contratado. Su desarrollo profesional ha sido en Inglaterra y se ha enfocado en proponer cómo Europa supera el atraso científico tecnológico con USA. Es una economista Neoshumpeteriana, su enfoque es hacia la innovación, el empresarismo, los sistemas nacionales de innovación y fundamentalmente, como una nación logra crear valor, aprender, emprender e innovar. Los Neoschumpeterianos se distancian de la Izquierda, pues saben el valor clave de las empresas y los empresarios (austriacos a fin de cuentas) y sobre esta base construyen su propuesta de desarrollo y equidad; y se distancian de la derecha, pues asignan un rol clave al estado en el proceso de transformación de las capacidades de una sociedad.

Mazzucato proponen un nuevo rol del estado, el cual va más allá de la conformación de los sistemas nacionales de innovación convencionales de la propuesta neoschumpeteriana del Spru de la U. de Sussex. Plantea un estado inversor y captador de rentas de innovación que el mismo ha creado al financiar la investigación básica. Para ello propone como instrumento las “Misiones”, con las cuales el estado pueda articular su gestión con la acción del sector privado configurando programas dirigidos a resolver problemas específicos. Esto no es nuevo en Colombia, Ruta N en Medellín venía aplicando esta metodología desde 2016.

El tema reciente y polémico de Mazzucato es su discusión sobre el valor de las cosas. Es una reflexión en lo más íntimo del pensamiento económico: como se genera valor y quienes se pueden apropiar y beneficiar. Diferencia entre quienes crean y quienes “extraen” el valor de la innovación creada. Retoma el concepto de valor de los pensadores clásicos para hacer una crítica a la captura de valor que según ella hace el sistema financiero, específicamente, los fondos de inversión que apalancan a los innovadores.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA