Analistas

¿Demasiado tarde para Apple?

GUARDAR

Diego A. Santos - diegosantos1978@gmail.com

El lunes el mundo de la tecnología giró sus ojos hacia Cupertino. En el imponente auditorio Steve Jobs, Tim Cook, el presidente de Apple, anunció un secreto a voces: Apple TV+, el nuevo servicio de streaming para competirle a los gigantes Netflix y Amazon.

Con la presencia de estrellas de Hollywood como Steven Spielberg, Resse Witherspoon, Jennifer Aniston y Steve Carell, entre otros, quienes comunicaron que producirán contenidos exclusivos para la nueva plataforma, Apple entró pisando fuerte.

Spielberg desarrollará la serie de cómics clásicos ‘Amazing Stories’, mientras que el director JJ Abrams, de la serie ‘Perdidos’ y ‘Star Trek’, sacará un programa sobre artistas jóvenes llamando ‘Little Voice’. En tanto, la popular Oprah Winfrey, toda una institución para los norteamericanos, presentará dos documentales: uno sobre el acoso en el trabajo y otro sobre salud mental.

Dinero es lo que le sobra a Apple para desarrollar grandes producciones, pero el gran interrogante es si no ha llegado demasiado tarde a la fiesta. Apple entra más de una década después del nacimiento de las primeras compañías de streaming. Amazon abrió su plataforma en 2006; Netflix en 2007 y Hulu en 2008.

Es más, la reciente experiencia de YouTube Originals, que se estrenó en 2018, no invita al optimismo. Tras una impresionante apuesta para arrebatarle un porcentaje a los grandes jugadores, YouTube, propiedad de Google, concluyó que era un proyecto excesivamente caro.

Reportes de medios como Bloomberg informaron este mismo lunes que YouTube había cancelado unas series que ya tenía programadas y que dejarían de cobrar por el servicio este año. YouTube desmintió los informes, pero donde río suena….

Por más liquidez que tenga, a ninguna empresa le gusta perder plata y habrá que ver si Apple está dispuesta a invertir más de US$8.000 millones en contenido al año, que es la cifra que ponen sobre la mesa sus competidores para obtener unas ganancias que al parecer aún no satisfacen a Wall Street. Sin embargo, Apple tiene un as bajo la manga que le puede ser muy útil. Tiene regados 1.400 millones de dispositivos en más de 100 países, una cifra nada despreciable. Con que solo el 10% se suscriba a Apple TV+, superarían el mercado de Netflix, que tiene 139 millones de suscriptores pago, y de Amazon, que tiene más de 100 millones.

Queda por ver cuánto cobrará Apple por mes, ya que no lo anunció. Es probable que los potenciales suscriptores del servicio ya sean clientes de Netflix y Amazon. Una tarifa alta, por más nombres rimbombantes que tenga como generadores de contenido, puede tener un efecto disuasor. Adicional a eso, próximamente Disney, que cuenta con un megacatálogo de producciones, también saldrá a competir.

A propósito de este último punto, Apple no reveló si comprará contenido licenciado. De lo que se entrevió en la conferencia, todos sus productos serán originales, lo que es un gran riesgo, ya que gran parte del éxito de Netflix es que supo encontrar un balance muy valorado por el usuario.

Mucho se habló de que Apple ingresaría a este mercado comprando Netflix. Es probable que lo contemplase, pero decidió hacer una apuesta mayúscula en la que pocos creen que salga victoriosa. No obstante, pocos creían en el concepto de Apple Music. Y este resultó siendo un éxito: 59 millones de suscriptores.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés