Analistas

Ejercicio, clave para la salud mental

GUARDAR

David Raya Gerente general de Smart Fit Colombia

Para nadie es un secreto que el estrés es la enfermedad del siglo XXI y responsable de innumerables muertes en el mundo. Un gran número de enfermedades cardiovasculares se derivan de este factor, así como afecciones gastrointestinales, nerviosas y hasta respiratorias, por mencionar solo algunas.

Estudios de la Organización Mundial de la Salud - OMS - indican que los costos globales anuales derivados de problemas de salud mental se estiman en US$2.500 millones, de los cuales la economía mundial pierde cerca de US$1.000 millones al año en productividad debido a situaciones como la depresión y la ansiedad. Y las proyecciones no son esperanzadoras, pues indican que puede subir hasta US$6.000 millones en 2030.

Ante un panorama que sin duda involucra a tantos sectores de la sociedad, ¿qué podemos hacer desde el nuestro para contribuir a la solución? Se ha comprobado, científicamente, que existe una estrecha relación entre la salud física y la salud mental.

En los últimos años se han hecho bastantes estudios para evidenciar el efecto positivo que produce el ejercicio sobre el cuerpo; pero también es importante reiterar sus beneficios comprobados sobre la mente y el gran aporte para combatir enfermedades como el estrés y la depresión. Por fortuna, en medio de todo esto ya somos muchos los que hablamos de la salud mental y ponemos sobre la mesa la importancia de cuidarnos por dentro, por fuera y emocionalmente.

Tal vez hace unos años el concepto de la actividad física se consideraba, sobre todo en gimnasios, exclusiva para ciertos grupos poblacionales, pero en los más recientes, estrategias de negocio creativas han permitido diversificar la práctica deportiva y llevarla a círculos mucho más amplios de la sociedad. Un esfuerzo que poco a poco redunda más en el bienestar integral de las comunidades.

Comenzar el día con un poco de ejercicio nos hace sentir activos, tranquilos y listos para la jornada; al igual que entregarnos unos minutos al deporte en la noche nos permitirá liberar las tensiones y descansar después del trabajo. No parece una gran revelación, pero solo cuando damos el primer paso y lo incorporamos en las rutinas de vida, logramos comprender su verdadero efecto en el cuerpo y en la mente. Realizar sesiones con aparatos o máquinas ayuda a estar más alerta, mejorar la memoria y la concentración; por mencionar solo un ejemplo.

La práctica deportiva con regularidad propicia la producción de más neuronas y número de conexiones entre éstas. The Salk Institute for Biological Studies publicó hace poco un reporte en el que, bajo el liderazgo del profesor Terry Sejnowski, indica que la actividad que nos permite realmente mantener joven el cerebro es el deporte y lo define como “el mejor tratamiento antiedad para la masa gris”.

Reconocer este binomio ganador podría garantizar personas y familias sanas, además de trabajadores felices en sus entornos laborales y países mucho más productivos. Tener una vida activa, sin importar la edad o condición, genera un beneficio común: una mejor salud mental para todos.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés