miércoles, 29 de julio de 2020

Más columnas de este autor Christian Cantor

La pandemia por la covid-19 ha planteado desafíos sin precedentes para las sociedades de todo el mundo. La educación, por ejemplo, debió migrar del sistema tradicional a nuevas dinámicas. Una de ellas es el EdTech, un sector tecnológico de gran desarrollo en Israel, que ha sido pasado por alto y de repente se ha convertido en el centro de atención.

El discurso global que rodea las tecnologías en la educación coloca al “aprendiz” en el centro, ya sea en sistemas educativos formales o en entornos educativos informales o independientes. En el marco formal, incluir y servir a los educadores está permitido dentro de una perspectiva holística que explica toda la experiencia de aprendizaje, para enfrentar los desafíos que los sistemas educativos presentan en todo el mundo: aprendizaje personalizado, cierre de brechas sociales, alcance del potencial personal, crecimiento económico, entre otras más.

La tecnología educativa o EdTech expresa el reconocimiento de que el campo de la educación también está experimentando una revolución tecnológica. Gracias a la conexión que existe entre educación, tecnología, emprendimiento e imaginación, se está estableciendo el capital para el desarrollo y la construcción de un ecosistema.

Esta área tecnológica se ocupa de entender el impacto que la tecnología puede tener en el sector educativo y también acoge a todos aquellos que están integrando las tecnologías en este sector. Utiliza recursos tecnológicos para mejorar los estilos de aprendizaje de todo tipo de estudiantes, desde la infancia hasta la edad adulta. Se estima que existen 30.000 compañías de EdTech en todo el mundo y casi 500 compañías de este tipo en Israel.

El ecosistema israelí está comprometido a construir sobre su trayectoria en el sector. Algunas organizaciones reúnen a educadores y empresarios para desarrollar las últimas tecnologías innovadoras para su uso en la vida real por parte de estudiantes y maestros en todo el mundo. EdTech tiene el poder de “llenar el vacío” entre la educación brindada en la escuela y el conocimiento requerido en la vida adulta.

Desde 2012, las organizaciones han estado buscando nuevas empresas EdTech, aprovechando los juegos, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, para transformar el entorno de aprendizaje moderno. Pero solo en este momento ha tomado relevancia debido a los cambios de dinámica provocados por el coronavirus.

Algunos de los emprendimientos que lideran este camino ofrecen desde aprendizaje colaborativo e interactivo, que se apoya en una experiencia perfecta en plataformas remotas y de tutoría. Software de codificación basado en juegos que lleva a los usuarios de las nociones de programación básicas a avanzadas. Plataformas de detección de plagio basada en Inteligencia Artificial diseñada para apoyar a los colegios a identificar a estudiantes con habilidades de escritura deficientes y ayudarlos a expresar pensamientos originales en sus tareas, entre otras más.

La plataforma de inteligencia de mercado HolonIQ predice que el mercado educativo mundial alcanzará US$10 billones para 2030. En nuestro mundo digital, la tecnología será fundamental para el crecimiento futuro del sector, e Israel estará a la vanguardia.