.
Analistas 05/05/2021

El Ferrocarril del Pacífico

Catalina Ortiz
Representante a la Cámara

En las conversaciones de política pública a menudo nos encontramos con que los temas importantes son relegados por aquellos urgentes. Eso parecería ser lo que ha sucedido con el Ferrocarril del Pacífico, un asunto de la mayor importancia para Colombia y sobre el cual hoy no tenemos respuesta concreta cuando preguntamos por el mantenimiento de sus vías férreas y el presupuesto para las nuevas obras.

Resulta increíble pensar que por el Ferrocarril del Pacífico, que conecta al puerto de Buenaventura -el más importante sobre el Pacífico- con el resto de Colombia, desde hace más de cuatro años no pasa un tren de carga.

La historia reciente de la concesión se remonta al año 1998 cuando la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) inició un proceso sancionatorio contra el concesionario Ferrocarril Del Pacifico S.A.S., por presuntos incumplimientos del contrato. Dicho proceso finalizó en 2020 con la terminación de la concesión, cuando se comprobó que se había suspendido la prestación del servicio de transporte de carga, y que no se hacía mantenimiento para conservar la infraestructura y los equipos de operación de la vía férrea.

El único tramo al que no se le declaró la caducidad fue a los 118 kms que comprenden entre Zaragoza y la Felisa, es el único que sigue activo. Los kilómetros restantes del ferrocarril están en total abandono. Por eso, el Gobierno Nacional debe asegurar la financiación que permita iniciar una nueva concesión para poner en marcha el Ferrocarril del Pacífico.

Es clara la necesidad de rediseñar y construir un nuevo trazo para el ferrocarril que permita movilizar la carga de manera eficiente y reducir los tiempos de recorrido. La actual vía aparte de estar en mal estado por la falta de mantenimiento, inexplicablemente fue construida por el camino más empinado. Por eso, se deben desarrollar nuevos estudios para la futura concesión.

A finales del año pasado, el Gobierno presentó el Plan Maestro Ferroviario, en el cual se incluye la Red Férrea del Pacífico. El desafío es que actualmente no se cuenta con el cupo de financiamiento suficiente para cubrir todos los proyectos a nivel nacional por lo que se requiere identificar cuáles son efectivamente los corredores férreos que aportarían en mayor medida a la reactivación del país.

Aunque el Gobierno ha insistido en que el Ferrocarril del Pacífico se encuentra contemplado dentro del Plan Maestro Ferroviario, lo cierto es que más que presentaciones de powerpoint lo que se requiere es presupuesto para demostrar la relevancia que tiene para la Nación el corredor que conectaría el puerto más importante de Colombia con el resto del país.

El Ferrocarril del Pacífico, que se pagó con los impuestos de los colombianos, hoy no está en funcionamiento y hasta el momento el Gobierno no ha puesto un peso para los estudios necesarios para volverlo a poner en marcha.

Necesitamos que los ojos de Colombia vuelvan a estar en el Pacífico. Los recursos para los estudios de nuestro tren al mar deben ser una prioridad.