Analistas

El software se está comiendo al mundo

GUARDAR

Andrés Gutiérrez Fundador de Tappsi y Tpaga

En agosto del 2011, una de las personas más influyentes de Silicon Valley, Marc Andreesen, dijo “el software se está comiendo al mundo”. Su mensaje iba a que el software iba a transformar industrias que habían estado tradicionalmente aisladas de la informática, y que las empresas de software algún día serían las empresas más grandes del mundo. Era una visión ambiciosa, lo cual llevó a que fuera catalogada como poco probable, cuando recién salió su nota en el Wall Street Journal.

Creo en cambio si leemos esta afirmación hoy, habría muy pocos que no estarían de acuerdo.

Basta con mirar cómo precisamente siete empresas de software/tecnología se comieron el ranking de las diez empresas más valiosas del mundo. O cómo las empresas que tuvieron la mayor demanda por sus acciones cuando salieron a la bolsa, fueron empresas de tecnología (i.e Uber, Zoom, Slack).

Pero más allá de ver cómo el sector de software y sus mayores representantes siguen creciendo en cuanto a su valoración, el verdadero impacto está en ver cómo el rol de la tecnología e informática se ha impregnado en cada industria de la economía.

Hoy, el uso de big data es el motor en la toma de decisión de inversiones inmobiliarios. Los grandes retailers están usando cada vez más robots para el manejo de sus bodegas. Hasta las firmas de abogados están usando “machine learning” para reemplazar el trabajo manual de los mismos abogados en la revisión de contratos.

Si traducimos esto al plano de cómo el software ha ayudado a disrumpir industrias, es increíble ver como Airbnb hoy tiene listado más de 4 millones de opciones de hospedajes. Para que nos hagamos una idea, esto que viene siendo más que la sumatoria de las cinco cadenas hoteleras del mundo.

Los mismos bancos de USA vieron cómo su monopolio de transferencias bancarias fue puesto en jaque por una billetera móvil llamada Venmo, que hoy en día transfiere al año más de US$80 billones.

Y si miramos el ámbito local, Tappsi, que no era dueña de ningún taxi, cambió para siempre la forma de pedir un taxi en Colombia con solo una aplicación.

Lo lindo de esta disrupción es que ha sido tan notorio, en parte por los casos expuestos anteriormente, que muchas empresas están internamente cambiando la forma de aplicar la tecnología dentro de sus propias empresas. Tanto es así, que la semana pasada la cabeza del Grupo Aval en una nota a este mismo periódico señaló que lo que les toca hacer “es digitalizar los bancos que tienen”.

¿Cuáles serán los siguientes negocios en ser “comidos” por empresas de software?

Dejo que cada uno de ustedes se responda a esa pregunta.

Lo único que sí les puedo asegurar, es que si usted no está pensando en cómo usar la tecnología y software a su favor, se lo aseguro que uno de sus competidores sí lo está haciendo. Y el que sepa volcar de forma más rápida la tecnología a su favor, muy seguramente será el que liderará la industria.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés