Analistas

Porque la intuición

GUARDAR

¿Cuáles son las habilidades que un gerente necesita hoy para liderar con eficacia una empresa? Mientras que la mayoría de las veces las respuestas se enfocan en las habilidades de la inteligencia emocional (seguramente validas y necesarias), me he venido enfocando cada más en la necesidad de concentrarse en el desarrollo de la intuición; no como una calidad que sustituye a la racionalidad y al conocimiento, sino como algo que los integra y los complementa. La intuición es un plus fundamental para liderar la realidad emergente y exponencial en la cual se desarrollan hoy los negocios.

Acerca de esto, quiero compartir una experiencia personal reciente. No hay viaje del héroe que no esté acompañado por un sabio. Durante el último año de mi vida, el papel de sabio lo desempeñó una manada de caballos en Colorado, en la finca de Kathy Pike, mi mentor en el arte de integrar a los caballos en mi procesos de coaching de liderazgo. Viajé varias veces al condado de Boulder para estar con los equinos de Kathy; Moon, Esperanza, Corazón y Diva. Pude sentir su energía y experimentar el poder de su conexión. Los caballos nos llevan física y espiritualmente a territorios inexplorados. Fue durante esta experiencia que revalué el poder de la intuición y su prioridad para un liderazgo consciente y efectivo.

De hecho, a diferencia de nosotros los humanos, los caballos no tienen una voz interior. De ninguna manera piensan en palabras. Por el contrario, ellos sienten. Los caballos experimentan la energía de su estado emocional de ser. En lugar de comunicarse a través de palabras, como lo resalta el experto Allan Hamilton, los caballos infunden su energía emocional y vital -lo que en China se denomina como “chi”- en cada gesto y mirada. “Al sensibilizarse con el chi, los caballos no solo pueden transmitir el significado de lo que quieren compartir con otros miembros de la manada, sino que también pueden sentir la energía palpable y aguda emitida por un depredador al acecho, con los ojos fijos en su presa”, escribe Hamilton. Por el contrario, nosotros los humanos hemos desarrollado el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro. Nos hemos desprendido de la habilidad de quedarnos anclados a los secretos más profundos de nuestro corazón. Para beneficiarnos del lenguaje, hemos descuidado la intuición.

En un poderoso libro, Daniel Pink declaró que el futuro pertenece a quienes desarrollan el hemisferio derecho del cerebro. Eso requiere que fortalezcamos nuestras habilidades no verbales y el poder de la intuición. De alguna manera se trata de regresar a un estado de consciencia primitivo. Porque sin la interferencia del lenguaje podemos reconectarnos con la fuerza vital que todas las formas de vida comparten. De esta manera podemos pasar del Ego al Ser-desde este espacio podemos experimentar el sistema en toda su complejidad e intuitivamente reconocer el futuro que quiere emerger. Así se genera y lidera la innovación.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés