Analistas

¿Y quién va a pagar por el posconflicto?

GUARDAR

El otro día en el nuevo programa de Hassan Nassar, “En Jaque”, el analista León Valencia hablaba de la necesidad de implantar un “plan de choque” muy agresivo una vez se firme “el papelito” en La Habana y entremos en el famoso posconflicto. El analista hablaba de la necesidad de invertir muchísimo dinero en los 280 municipios de Colombia que están en riesgo de volver a caer en un abismo de violencia en caso de que quede un vacío de poder, atado al negocio del narcotráfico, una vez las narco Farc se desmovilicen. El analista hablaba de la necesidad de construir carreteras, hospitales, acueductos, escuelas, poner más policía, etc, etc.   

Comparto totalmente la preocupación de León Valencia. Efectivamente Colombia necesita invertir fuertemente en las regiones más vulnerables, para eventualmente lograr que se disminuya a 0% la pobreza extrema y para lograr expulsar del país de una vez por todas a la plaga del narcotráfico. Ahora, decir todo esto es facilísimo. Lo difícil es decidir quién diablos va a pagar esa cuenta de cobro que se nos viene. Es importante tener en cuenta que ya de por si estamos entrando al posconflicto con una economía menos dinámica y una situación fiscal más complicada. Si la pérdida de recursos para el fisco mirando a 2016 por la caída del petróleo ya asciende a cerca de 2% del PIB, pues entonces recaudar aún más recursos va a probar ser una tarea titánica. 

Mejor dicho, Colombia va a tener que tomar decisiones de calibre mayor en el corto plazo. Y atado a esto, me pregunto si la izquierda se decidirá a favor de apoyar al presidente Santos en la aprobación de la futura reforma tributaria estructural. Me parece que la cuestión no va a ser nada fácil, porque la reforma tributaria estructural necesariamente le va a tener que incrementar los impuestos a la clase media de Colombia y puede que la izquierda abandone a Santos si se presenta un proyecto cercano al que recomienda la Ocde. Que quede claro: la única forma de presentar una reforma tributaria estructural es siguiendo los lineamientos que nos ha presentado la Ocde desde hace ya un buen tiempo; y la izquierda ya nos contó que piensa de las ideas de la Ocde.

Por último, considero que es mejor que le contemos a la gente la verdad: el posconflicto no va a generar más crecimiento económico. Es mejor decirlo de una vez por todas, para no generar falsas expectativas dentro de la gente. La razón es la siguiente: el posconflicto, por lo menos basado en lo que se ha visto hasta ahora, NO ES consistente con la implementación de políticas pro mercado, pues la izquierda va a agarrar mucho más protagonismo en el diseño de las políticas económicas una vez la izquierda armada decida entregar las armas. Es muy probable que el país se tuerza más en el futuro, de la mano de la demagogia que van a utilizar muchos líderes para supuestamente lograr que haya “reconciliación nacional”.    

Como lo argumentaba en una conferencia en Perú hace unos días, ojalá me equivoque y la Colombia del futuro siga siendo derechista. Ojalá siga siendo un país que vote a favor de mantener una unión estratégica con EE.UU. Ojalá siga siendo un país abierto al comercio internacional, ojalá siga siendo un país que se comporte totalmente diferente a Brasil o a Ecuador. Ojalá siga siendo un país que consiente a los industriales y a la inversión extranjera, y ojalá que no se vuelva un país que decide echarles la culpa de sus males a “los ricos”. Mejor dicho, ojalá que el santismo traicione a la izquierda en el futuro.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés