Analistas

Unas elecciones de trascendencia regional

GUARDAR

Las elecciones del 7 de octubre en Venezuela tienen transcendencia regional. Ese día el pueblo de Venezuela se juega su futuro como país democrático, después de haber estado subyugado a los caprichos de Chávez por más de una década. Pero no solo se juega el futuro de los venezolanos en esta elección. Se juega el futuro de los colombianos, bolivianos, cubanos, ecuatorianos, argentinos, paraguayos, nicaragüenses, etc.

Venezuela produce algo así como 2.5 millones de barriles de petróleo diarios. Valga decir que no hay números exactos, pues el régimen de Chávez aun sigue vendiéndole a su pueblo la fantasía de que la producción anual esta en 3.5 millones de barriles, mientras que la OPEP anuncia que la producción está en solo 2.5 millones. De esos 2.5 millones, el país consume internamente más o menos 600,000 barriles diarios, implicando que quedan 1.9 millones para la exportación. De esos, el país le regala 100,000 barriles diarios a Cuba, y subsidia otros cuantos por Petrocaribe. Igual, digamos que el país tiene la capacidad de vender 1.7 millones de barriles diarios a un valor que se mueve alrededor de USD $6-7 por debajo del WTI. Esto significa que Venezuela recibe más o menos USD $150 millones diarios por la venta de su petróleo. A la semana el país recibe USD $1.07 millardos, al mes recibe USD $4.75 millardos, y al año el país recibe USD $56 millardos (billones en nomenclatura de EEUU) por la venta de su petróleo. Yo calculo que desde que subió Hugo Chávez, ese país ha recibido más de USD $600,000,000,000 por la venta de su petróleo (mas o menos el 15% del PIB de toda Latinoamérica junta, incluido Brasil). Y no he hablado de los ingresos por gas natural….

A pesar de que el país ha recibido tanto dinero por la venta de su petróleo, la deuda de PDVSA, la empresa estatal, ha subido de niveles no materiales en 1999 a superar los USD $50,000 millones en el 2012. Entre otras obligaciones, la empresa le debe USD $28,000 millones a China por ventas futuras de petróleo. Lo realmente grave es que a pesar de los niveles de deuda que ha adquirido la empresa, y a pesar de los impresionantes ingresos, ocurren tragedias como la de Amuay, por falta de mantenimiento. Por qué razón no hay mantenimiento? Pues porque PDVSA no tiene dólares. Y entonces todas esas entradas de dinero???

Pues les presento al “Fonden.” A ese fondo lo llaman en el extranjero la “alcancía” de Chávez. Desde cuando se creó ese fondo en el 2005, el Banco Central de Venezuela le ha transferido recursos, por, según Reuters, mas o menos USD $100,000 millones. No existe información que explique que ha ocurrido con ese dinero. La Asamblea Nacional no tiene control sobre las “inversiones” del Fonden.

Las sospechas de los que saben es que parte de ese dinero se ha ido a financiar “cuestiones alternativas”, como lo son campañas políticas o de terrorismo de grupos de izquierda en América Latina, como es el caso de la marcha patriótica y las FARC en Colombia, o para financiar sobornos en Argentina, o para financiar actividades ilegales en Irán. Repito, solo el chavismo sabe que ha pasado con ese dinero. Lo que sí es claro es que ese dinero no se ha utilizado para mejorar la vida de los venezolanos.

Cuando el presidente Chávez llego al poder, las muertes violentas en el país alcanzaban 3,000 al año. Hoy alcanzan 19,000. En Colombia ocurrían 33,000 muertes violentas en el 2002. Hoy, 14,000. Desde que Hugo Chávez subió al poder, el 80% de la empresa privada del país ha cerrado sus puertas. Por todo el despilfarro que ha habido y por la equivocación tan macabra que es el Socialismo del Siglo 21 implica para el futuro de Latam, Dios quiera que los Venezolanos nos hagan el milagrito de quitarle el apoyo al déspota de Caracas de una vez por todas. Pueda ser…

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés