Analistas

Latinoamérica vive una revolución móvil

La penetración de los teléfonos inteligentes en la región no tiene nada que envidiarle a la de los países del primer mundo. Los usuarios utilizan los dispositivos móviles para informarse a la hora de adquirir productos y servicios, y las empresas deben saber adaptarse a esta realidad para lograr captar a los clientes en este nuevo medio. 

 
En Colombia, hoy es casi tan común ver una persona con un teléfono inteligente como en Alemania. Según el último informe de MinTic, en Colombia existen 101,3 celulares por cada 100 habitantes y cuatro de cada diez colombianos que se conecta a internet lo hace a través de datos con un operador móvil, y uno desde un smartphone. La situación se repite por toda Latinoamérica. En México, una de cada cinco personas utiliza un smartphone; y en Brasil, el número de usuarios de teléfonos inteligentes supera a la población de Australia. Todos estos datos nos confirman que la revolución de la movilidad no sólo llegó a la región sino que también está transformando al consumo.
 
Además del uso extendido que los latinoamericanos hacen de su teléfono inteligente (mientras viajan, trabajan, recorren centros comerciales o ven televisión) estudios revelados por Google en la región demuestran que en la actualidad por cada 100 personas consultadas, 78 reconoce haber buscado información en su celular luego de ver un anuncio en medios tradicionales y, lo que es más, 25 cambiaron su opinión sobre la compra de un producto o servicio luego de ello. En Colombia, para no ir muy lejos, una de cada 10 búsquedas que se hacen en Google ya proviene de un dispositivo móvil (teléfono o tableta) y hay categorías de productos que registran 150% de aumento de las búsquedas realizadas desde el celular en el último año.
 
Estos datos brindan la pauta de que ya es momento de dar a los smartphones un lugar protagónico en el plan de negocios: han dejado de ser una opción para transformarse en una necesidad. 
 
Un buen comienzo
 
Desarrollar una estrategia de marketing sobre móviles es más simple de lo que muchos creen. Más que conocimiento técnico, se trata de sentido común y poner atención en la experiencia del usuario. Aquí algunas recomendaciones básicas:
 
Simplificar la navegación. Evitar el desplazamiento, utilizar jerarquías y botones claros, incluir un cuadro de búsqueda y no colocar demasiados enlaces. 
 
Privilegiar la usabilidad. El diseño debe ser claro, fácil de leer y amigable, con suficiente contraste de color y contenido que pueda leerse sin necesidad de hacer zoom. 
 
Ser compatible. Evitar Flash, utilizar HTML5 para elementos interactivos y de animación.
 
Facilitar la conversión. Los pasos necesarios para comunicarse o adquirir un artículo deben reducirse tanto como sea posible.
 
Hacer el sitio local. Incluir la dirección o el localizador de la tienda en la página de destino, utilizar mapas e indicaciones.
 
Hay empresas que ya han apostado con éxito a la web móvil. En la región tenemos casos como el de SAP en México. La intención de la compañía era aprovechar los dispositivos móviles para llegar a sus clientes potenciales. Para esto desarrolló una campaña de publicidad específica para móviles en la red AdMob con una página de destino optimizada, y obtuvo 700.000 clicks, superando ampliamente las expectativas. 
 
Los usuarios se vuelcan de manera cada vez más fuerte hacia la movilidad y las empresas que logren una presencia efectiva en este ámbito sin lugar a dudas verán crecer sus negocios. 
 
La movilidad implica cambios radicales en la forma de comportarse de los usuarios, y las empresas deben estar preparadas para hacer frente a esta nueva realidad.