ALTA GERENCIA

Simplemente diga que no
martes, 4 de febrero de 2014
  • Agregue a sus temas de interés

El éxito a menudo se basa en un hábito reflexivo de decir que “sí” a las oportunidades que se atraviesan. Eventualmente, conforme tenga éxito deberá priorizar las muchas oportunidades que se presentan, o de lo contrario se sentirá abrumado, con demasiados compromisos e ineficaz. Los siguientes pasos pueden ayudarlo a decir “no” más cómodamente:

+ Reducir el ritmo. Sentimientos de ansiedad generados por la posibilidad de decir que “no” pueden escalar a un estado emocional donde tenemos capacidades disminuidas para procesar información y considerar opciones. Reducir el ritmo de una interacción o proceso de toma de decisión puede permitirnos ponernos al día y tomar la decisión que sea correcta para nosotros, y no simplemente la decisión que alivie nuestra ansiedad en el momento.

+Practicar. Decir “no” es como cualquier otra habilidad interpersonal; al principio se siente tosco y raro, y solo mejoramos con repetido esfuerzo.

Fuente: “Learning to Say ”No“ Is Part of Success”, de Ed Batista.