.
ALTA GERENCIA

Responsabilidades que le competen al representante legal de su empresa

lunes, 11 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Fernando Albán Díaz del Castillo

El reciente caso revelado por Superintendencia de Industria y Comercio y divulgado ampliamente por los medios de comunicación, sobre las prácticas anticompetitivas que venían realizando varias empresas al acordar los precios, condiciones para el manejo de promociones, calidad y forma de comercialización de los pañales que se venden en Colombia y otros países de la Región, así como las millonarias multas anunciadas, invitan a revisar cuáles son las responsabilidades que le competen a los representantes legales de las empresas y sobre quién recaen las multas y acciones penales derivadas de actos como los anteriormente descritos.

Lo primero que es importante recordar es que el representante legal es la única persona que está facultada para comprometer con su firma a la organización, en la celebración y ejecución de todos los actos y contratos comprendidos dentro del objeto social y que se relacionen directamente con la existencia y el funcionamiento de una empresa.

Su carta de navegación está claramente definida en los estatutos de la organización que precisan los poderes, deberes y obligaciones que los representantes legales tienen en desarrollo de sus funciones, entre los que se destacan acciones como las de aprobar, ejecutar, nombrar, adquirir, arrendar, contratar, pagar obligaciones y firmar toda clase de documentos.

Pero existen también claras limitaciones, no solamente en cuanto a la cuantía de los actos que el representante legal puede autorizar, sino en lo referente a acciones no éticas que este podría ejecutar, como el tomar en beneficio propio o en el de familiares y terceros, servicios o bienes de la empresa, así como créditos otorgados a la compañía. También el de aprovechar oportunidades y ventajas comerciales a las que hubiera tenido acceso en razón de su cargo, especialmente si estas pudieran llegar a constituir un perjuicio para la compañía.

Pero no por el hecho de tener la representación legal puede asumirse que un gerente o director es penalmente responsable de los delitos que se cometan al interior de una empresa; cada estamento y persona dentro de una organización es responsable de los actos delictivos imputables, solo en la medida en que cada cual haya tenido participación material o intelectual en su comisión. De ahí que en el caso que nos ocupa, habrá que definir si los socios, las juntas directivas, los gerentes y qué otros funcionarios en particular, tenían conocimiento, aprobaron, ordenaron o impulsaron los acuerdos de precios descubiertos, con los que claramente se configuraba este caso de competencia desleal, tipificado en la Ley. La Superintendencia de Industria y Comercio tiene facultades para investigar a las empresas sospechosas de realizar prácticas de competencia desleal, así como a los representantes legales y a todos los funcionarios que presuntamente participaron en la comisión de los hechos. Las multas establecidas en estos casos para los representantes legales van hasta $1.800 millones que la sociedad no puede asumir y las que se anuncian para las empresas llegan a $60.000 millones.

Aunque existen seguros que amparan a los miembros de juntas directivas y representantes legales, por pérdida que se derive de cualquier reclamación de la que resulten civilmente responsables, por “actos incorrectos” cometidos en el ejercicio de sus funciones, es importante tener en cuenta que estos seguros no operan cuando deliberadamente se infringe la ley.

Son muchos y muy costosos los errores que un representante legal puede llegar a cometer en el desempeño de sus funciones, especialmente en temas como el laboral y tributario, que ameritan la contratación de asesores especializados que blinden a la compañía frente a posteriores reclamaciones y millonarias indemnizaciones.

Lo que más sorprende en este caso, es que la investigación y las sanciones recaigan sobre Tecnoquímicas -Tecnosur, Familia S.A., Colombiana Kimberly Colpapel S.A. y Drypers Andina, firmas consideradas de altísima reputación y calidad, en cuyas misiones se habla de transparencia, responsabilidad, confianza y respeto, valores que se fortalecen con el ejemplo de los gerentes y que serán difíciles de recuperar al interior de cada una de las organizaciones comprometidas.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ALTA GERENCIA

Laboral 28/02/2024 Cualidades que deben tener en cuenta los jefes de área según las dinámicas de 2024

Las condiciones macroeconómicas mundiales y las tendencias tecnológicas del próximo año impulsan a los directivos a prepararse

Laboral 28/02/2024 El ambiente laboral marca la pauta para la retención del talento en las organizaciones

La imagen que proyecta una empresa al exterior y la forma de liderar de empleadores determina la permanencia de los talentos