.
ALTA GERENCIA Los negociadores inteligentes saben cuándo tomar descansos
martes, 4 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Es útil alejarse brevemente y evaluar la situación, especialmente si se entera de algo inesperado en la mesa de negociación. El descanso podría ser de 10 minutos o de varios días. Si le preocupa enviar la señal incorrecta, solo pida la oportunidad de ir al baño, revisar su correo electrónico o tomarse una taza de café. Pero es menos raro si establece desde el principio que cualquiera de las partes puede pedir un descanso en cualquier momento. De esa forma, no se ve raro si pide un descanso inmediatamente después que su contraparte ha sugerido una opción que le desagrade.

Adaptado de “HBR Guide to Negotiating”, de Jeff Weiss.