.
ALTA GERENCIA Las lecciones para aprender a leer un libro como Bill Gates
lunes, 28 de marzo de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

A pesar de encajar en la descripción de lo que es un hombre ocupado, Gates, al que se le atribuye una fortuna de US$75.000 millones, no solo encuentra tiempo para devorar a la semana al menos un libro de economía; historia; física o política, entre otros, sino que también comparte las opiniones de sus lecturas favoritas con sus seguidores a través de su blog personal, Gates Notes.

“Este es mi blog personal, donde escribo sobre la gente que conozco, los libros que leo, y lo que estoy aprendiendo. Espero que se unan a la conversación”, estas son las palabras con las que el creador de Windows define su plataforma personal.

Con base en su video, LR recopiló las cuatro lecciones para aprender a leer como Bill Gates y así aprovechar los escritos.

Tomar notas en los márgenes
“Cuando estás leyendo tienes que tener cuidado de que realmente estás concentrado, sobre todo, si se trata de un libro de no ficción”, dijo el magnate.

“¿Estás tomando el nuevo conocimiento y conectándolo con el que ya tienes? Para mí, tomar notas me ayuda a asegurarme de que estoy pensando en lo que está ahí”, señala Gates, quien además, cuando no está de acuerdo con un libro,  explica que gasta más tiempo porque se dedica a escribir en los márgenes.

Acabar lo que empieza
Una de las reglas de lectura del hombre más rico del mundo es que si empieza un libro, ya sea largo o complicado, siempre lo debe finalizar, no importa si este tiene una película adaptada.

Mejor el papel que los ebooks
“A veces pienso que voy a dar el paso, pero cuando estoy sentado en una noche de lectura, a menudo leyendo una revista de papel estoy acostumbrado a eso. Es ridículo porque tengo una bolsa llena de libros que van en mis viajes conmigo y es voluminosa y anticuada”, explicó Gates.

Dedíquese durante una hora
Gates propone dedicar al menos una hora para leer. “Esta no es del tipo de cosas que se puedan hacer en cinco minutos acá o diez minutos allá como ver los videos de Youtube”, indicó.

Y es que Gates, el genio de gafas de pasta que abandonó la Universidad de Harvard en 1975 para iniciar su gran aventura informática, todavía mantiene viva su pasión por los libros, lo que simboliza para muchos, una de las principales  razones de su éxito. 

Según Enrique Forero, presidente de la Asociación colombiana de Ciencias Aplicadas, la lectura es un hábito supremamente importante para que los más jóvenes desarrollen sus capacidades.

Y es que los estudiantes locales vienen ocupando los últimos lugares en las pruebas Pisa, coordinadas por la Ocde, que miden el conocimiento en matemáticas, lectura y ciencias naturales.

“Los colombianos siempre fallamos porque no sabemos interpretar las preguntas. Necesitamos cambiar los modelos de reinas de belleza y jugadores de fútbol por personajes eruditas como Gates que incentiven la intelectualidad en la sociedad”, aseguró Forero.

Durante 2015, el multimillonario estadounidense reseñó un total de 15 libros de todas las temáticas y, aunque es consciente de que no todo el mundo leerá sus críticas, le gusta la idea de que sus visitantes, al menos, se dedicarán a leer un rato sus comentarios.

Para María Fernanda Jaramillo, directora asociada de la consultora de búsqueda de directivos Talengo, “mantenerse actualizado a través de la lectura de libros, blogs y redes sociales permite tener la nueva información que sale al mercado al alcance de la mano y estar más preparado para poder entender las transformaciones del mercado actual”.

A la hora de seleccionar a los mejores profesionales para enfrentar el mercado laboral cambiante, los hábitos como la lectura son muy valorados tanto por las compañías como por las head hunters. “Las empresas buscan que los candidatos tengan desarrolladas ‘softs skills’ o habilidades blandas como la inteligencia emocional, el trabajo en equipo o el liderazgo para generar un buen entorno laboral”, puntualizó Jaramillo.

Más allá de una especialización o una maestría, las compañías quieren profesionales realmente competitivos en todos los ámbitos y, según los analistas, la lectura es clave para brindarles una amplia visión del mundo.

Colombia se raja en educación
Según el informe “Los estudiantes con bajo rendimiento: ¿Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito?”, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), Colombia, Perú, Brasil y Argentina están entre los diez países que tienen más alumnos con bajo rendimiento escolar en matemáticas, lectura y ciencia entre 64 analizados. La investigación, que se basó en las Pruebas Pisa 2012, dictaminó que cerca de 3 millones de alumnos de 15 naciones de la organización tienen bajo rendimiento en ciencia y lectura y casi 4 millones en matemáticas.

Las opiniones

Enrique Forero
Pdte. Asociación colombiana de Ciencias exactas
“La educación y los hábitos de lectura son fundamentales para superar la etapa del posconflicto que tendrá que vivirse en Colombia”. 

María Fernanda Jaramillo
Directora asociada de Talengo
“Leer no solo le abre la mente en temas culturales sino que le permite tomar mejores decisiones empresariales”.