.
ALTA GERENCIA Fatiga crónica, la enfermedad de los ejecutivos
lunes, 12 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Los apuros del mundo de hoy, el estrés y el exceso de carga laboral, pueden ser la mezcla perfecta para que un ejecutivo o trabajador sufra de una de las enfermedades contemporáneas más frecuentes: la fatiga crónica. Se trata de una afección en muchos casos silenciosa y no diagnosticada, que suele ser más frecuente en mujeres e incide, regularmente, en un bajo rendimiento en las actividades laborales y pérdida de la capacidad de concentración.

La especialista en Terapéuticas Alternativas y Farmacología Vegetal de la Clínica Presenza, Mayra Rodríguez, señala que la principal característica del mal se centra en que el afectado siente un cansancio abrumador cuya presencia dura varios meses y no mejora con el reposo, aún tomando vacaciones.

“Es decir, el cansancio persiste y se acompaña de alteración de la concentración y la capacidad laboral. Debido a ese cansancio extremo, la gente no quiere hacer actividad física, tiene trastorno de sueño y cuando logra conciliarlo, no es reparador. En casos más prolongados se asocia a ansiedades y a depresión”, señala. Aunque Rodríguez indica que no hay una causa exacta, afirma que puede presentarse por exceso de trabajo, estrés ocupacional, preocupaciones familiares, e incluso por enfermedades virales y puede reflejarse físicamente en un cansancio muscular o dolor en la espalda y cuello. “Lo que se ha visto es que la fatiga la padecen en un porcentaje mayor las mujeres que los hombres, en edades superiores a los 30 años y está muy relacionada con vidas laborales activas”, dijo. La tendencia es que la población más afectada está entre ejecutivos con altos cargos y en general trabajadores con ciertas responsabilidades, pero no es una enfermedad exclusiva de ambientes laborales, porque también se presenta en amas de casa. El vicepresidente de la Sociedad Colombiana de Salud Ocupacional, Jorge Enrique Murcia, señaló que la fatiga crónica es un tema que no ha sido en Colombia investigado a fondo. “No hay estudios que permitan establecer la prevalencia de esta enfermedad en la población laboral activa y es un síndrome que está siendo enmascarada por el mismo trabajador; no lo manifiesta a la organización por temor a ser despedido o señalado”, dijo

Un acercamiento a las cifras sobre el padecimiento de este mal lo tiene Rodríguez, quien dice que en el caso de la Clínica Presenza, de 10 personas que consultan por cansancio dos o tres tienen fatiga crónica.

Murcia indica que el síndrome puede originar ausentismo laboral o lo que llama microausentismo, que explica cuando el trabajador involuntariamente dejan su puesto de trabajo y se desplazan a otros buscando evadir ese foco que le genera el estrés.

¿Cómo prevenir el mal? Murcia señala que si las empresas aplican la resolución 2646 del Ministerio de Trabajo se puede dar inicio a la identificación del síndrome en la organización.

“La resolución habla de la realización de estudios para determinar factores de riesgo psicosocial en el trabajo y el origen de las patologías del estrés ocupacional. Con ello se puede detectar y prevenirse”, sostiene.

Rodríguez indica que es recomendable la actividad física, descansos entre horas laborales, manejo del estrés, no llevar en lo posible trabajo a la casa, tener un horario de sueño y buen hábito de alimentación. “Se puede tratar con medicamentos convencionales o alternativos como la biopuntura”, agregó.

La opinión

Mayra Rodríguez
Especialista clínica Presenza

“La fatiga se puede prevenir realizando actividad física, descansos entre horas laborales, no llevar trabajo a casa y tener buen hábito de alimentación”