.
ALTA GERENCIA De la práctica a la academia, ¿cómo formar buenos empresarios?
miércoles, 5 de marzo de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

El Economista - Ciudad de México

El Tecnológico de Monterrey, a través de su Centro Internacional de Casos (CIC), compartió con los lectores de El Economista una serie de 10 publicaciones quincenales sobre el estudio de las pequeñas y medianas empresas (pymes) de distintos puntos de México, con el propósito de contribuir a la formación de habilidades en la toma de decisiones de empresarios interesados en estos temas.

Las historias publicadas entre septiembre del 2013 y febrero del 2014 compartieron una problemática en común: lograr que las empresas se desarrollen eficaz y responsablemente en un ambiente cada vez más competitivo. Sin lugar a dudas es un asunto complejo, especialmente si tomamos en cuenta que en esta etapa las empresas están en un momento semejante a la adolescencia en el ser humano: no cuentan ni con la estabilidad de la adultez ni con la energía del niño (algo similar a la institucionalización de la empresa en su fase de emprendimiento).

En general, los problemas que a lo largo de estos 10 casos se presentaron fueron seleccionados no sólo por su importancia, sino por la frecuencia con la que aparecen en nuestro contexto: ¿cómo lograr la transición en el poder en la empresa familiar? ¿Cómo posicionar una marca? ¿Cómo elaborar un plan estratégico? ¿Cómo evaluar una empresa si se desea aportar valor en una nueva sociedad?

Se incorporó a las publicaciones, disponibles en el sitio de El Economista, una nota técnica con recomendaciones para analizar situaciones semejantes con el firme propósito de lograr que nuestro lector (pequeño o mediano empresario) encuentre en ellas un reflejo de su situación y algunas posibles respuestas a cómo enfrentar tales desafíos.

Capacitar a través de este medio no fue un esfuerzo aislado: requirió de académicos y empresarios para tener las historias y luego del equipo editorial y diseñadores para ponerlas a disposición de ustedes, amables lectores. En el campo de los negocios esta práctica de aprender mediante el estudio de casos ha sido habitual para algunas escuelas como la Universidad de Harvard. En ésta, desde su origen en 1911 se han utilizado casos; claro que en aquellos tiempos los empresarios visitaban las aulas y hablaban a otros los empresarios (alumnos) de sus problemas.

No fue sino hasta años más tarde, en 1924, cuando por razones prácticas (crecimiento en el número de alumnos y la imposibilidad de contar siempre con la presencia de los empresarios), se hizo necesario documentar el caso en formato impreso y más recientemente por medios digitales. La situación ha sido siempre la misma, documentar una situación que requiere una decisión y el empleo de algún marco teórico de referencia; allí radica el aprendizaje y el potencial de ésta técnica didáctica, en esa conexión entre la realidad y el conocimiento aplicado.

En el Tecnológico de Monterrey hemos usado ésta y otras metodologías del aprendizaje situado y activo para formar posgraduados, desde el origen de nuestros programas de maestría; pero en el nivel de licenciatura lo hemos hecho de manera intensiva y deliberada desde el inicio del año 2000, época en la que se realizaron grandes esfuerzos de formación de profesores expertos en técnicas didácticas en diversas instituciones líderes en el mundo.

El modelo empleado se reproduce a continuación de manera simplificada; puede observarse que en el centro del proceso está la intención de llevar a la experiencia de aprendizaje, la realidad de los negocios mediante el caso.