.
ALTA GERENCIA Colombia, baja en talento y en políticas laborales
lunes, 24 de noviembre de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya Ruiz Granados - cruiz@larepublica.com.co

Colombia está rezagada en dos ejes fundamentales para su crecimiento económico: escaso talento humano y una descoordinación entre las políticas públicas y lo que necesita el mercado laboral.

Un estudio de la consultora especializada en selección de cargos intermedios y gerenciales Hays encontró que Colombia, a pesar de sus buenas cifras macroeconómicas, tiene altas presiones del mercado porque no encuentra el talento calificado y las políticas gubernamentales representan barreras restrictivas.

El termómetro del índice global de habilidades 2014 mide qué tanta presión existe entre los diferentes factores del mercado.

El índice global de Colombia es seis. Y en donde mayor presión se presenta es en la participación del mercado laboral (8,6), flexibilidad en el mercado laboral (7,4) y en desajuste del talento (6,4).

Duarte Ramos, director de Hays en Colombia, explicó que las calificaciones del país son las peores en América Latina.

“La población activa, que está en un contrato precario o de informalidad es muy alto y eso es un freno a la participación, además del costo y el incremento de la mano de obra permanente”, dijo Ramos.

El director explicó que se trata de costos elevados para las empresas que incrementan anualmente y debido a eso, nos llevamos la peor calificación.

En cuanto a la flexibilidad del trabajo, las fuerzas que llevan a una calificación de 7,4 son las leyes tan rígidas que no permiten a los oferentes moverse libremente. “Existe rigidez de los procesos migratorios para personal calificado, hoy se pueden tener extranjeros pero el proceso de visado para un cargo científico y de tecnologías es difícil”, agregó Ramos.

Como consecuencia, para la selección de talento extranjero que no sea un directivo, las empresas tienden a ser menos competitivas. “En el sector minero por ejemplo, no existen grandes programas académicos en el país que permitan tener un personal capacitado, entonces el sector no puede ser competitivo”, aseguró el director.

Colombia está presentando mejores resultados en la distribución de sus ingresos. En el ítem ‘presión salarial en las industrias de alta cualificación’, el resultado es de 3,4 que significa que no hay una fuerza por ser mejor remunerados en los cargos con alta necesidad de conocimiento. “Los salarios en industria van a crecer más rápido que los de alta calificación, está disminuyendo la brecha social en ingresos que va a ayudar al crecimiento de la clase media”.

No obstante, Luis Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CGT), aseguró que “los salarios de los subalternos están disminuyendo y los únicos que aumentan son los de los cargos directivos, así sean calificados se les paga menos por la alta tasa de desempleo”.

La situación laboral del mercado local no permite que haya una captura de extranjeros calificados, pero tampoco que quienes lo están en el país sean empleados debido a los elevados costos.

Chile es el país de la Alianza con más flexibilidad
Aunque el estudio no califica a la economía peruana, sí lo hace con los demás países de la Alianza del Pacífico. Chile cuenta con la mayor flexibilidad a la hora de aplicar políticas que permitan ingresar extranjeros a su mercado laboral. El país obtuvo una calificación de 6,3 y en el factor de participación de mercado 5,5. Mientras que México alcanza a tener un índice similar al de Colombia. En cuanto a la flexibilidad de las políticas gubernamentales, su presión es alta, con 7,2, pero hay mayores oportunidades en la participación del mercado laboral (5,2). La mayor presión en cuanto a salarios calificados se está viendo en Estados Unidos (10).

Las opiniones

Duarte Ramos
Director de Hays colombia

“La población activa que está en un contrato precario o de informalidad es muy alto y eso es un freno a la participación, además del costo y el incremento de la mano de obra permanente”.

Luis Miguel Morantes
Presidente de la CGT

“Los salarios de los subalternos están disminuyendo y los únicos que aumentan son los de los cargos directivos, así sean calificados se les paga menos por la alta tasa de desempleo”.