Lunes, 29 de Mayo DE 2017
Jueves , Mayo 18, 2017

Wok, Éxito y Hilton apoyan la pesca sostenible

Bogotá_

Comercializadoras y restaurantes han trabajado para que cuando se sirvan pescados y mariscos en la mesa no se haya afectado los ecosistemas. Los hoteles Hilton, los almacenes Éxito, y los restaurantes Wok han sido ejemplo para la promoción de la pesca sostenible.

Cuerpo de la Noticia: 

Se estima que en más de 90% de los océanos se presenta sobrepesca y que 50% de los pescados que se consumen han desaparecido desde 1970, según reportes de la FAO y la WWF.

Por su diversidad de especies, Colombia es un mercado atractivo para el sector de la pesca y acuicultura. Aunque no hay cifras oficiales, las autoridades han calculado que hay 1,5 millones de personas que trabajan en el sector, ubicados en las costas Pacífico y Atlántico, y en los ríos Magdalena, Orinoco, Sinú y Amazonas.

La acuicultura ha ido ganando terreno, mientras la pescase ha reducido casi a la mitad. Aún así, sobrevive la pesca artesanal en algunas regiones, las principales son el Mar Caribe, donde hay más de 13.000 pobladores que se dedican a esta actividad: el Pacífico, que cuenta con más de 11.900 pescadores, y el Río Magdalena, que concentra cerca de 46.000 personas.

Precisamente, con estas comunidades han trabajado empresas como Éxito, el cual extrae los pescados y mariscos de Zonas Exclusivas de Pesca Artesanal, ubicados en Bahía Solano, Chocó. Como este espacio es regulado por la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), se garantiza que no se pesquen especies con algún grado de amenaza.

Esta compañía trabaja con pequeñas empresas del sector. De hecho, más de 1.600 toneladas de pescado comercializadas en las tiendas de las marcas Éxito, Carulla, Surtimax, Super Inter y Surtimayorista se compran en Colombia a cerca de 1.200 familias de pescadores de mar, río y cultivo. 

“Trabajamos con nuestros proveedores para evitar la pesca con red y promover la pesca con anzuelo, lo cual permite seleccionar los peces por su talla.  Además, no comercializamos especies en vía de extinción y respetamos los ciclos de reproducción de las especies”, aseguró Ana María Arabia, jefe de sostenibilidad del Grupo Éxito.

Por su parte, la cadena de hoteles Hilton se ha fijado tres metas de sostenibilidad a 2020: comprar los productos a proveedores certificados, proteger a las especies en peligro de extinción y apoyar a los proveedores que se adecuando a la normatividad.

Nicolás Piatti, chef ejecutivo del hotel Hilton Bogotá, aseguró que avanza en sus propósitos al “asegurarnos de que la empresa que nos vende el producto pesque de una manera sostenible, también en el sentido que ayuda a proteger a las especies en peligro de extinción, usa métodos de pesca adecuados y selectivos para cada especie, o que opera minimizando la contaminación del medio ambiente, teniendo en cuenta el uso de combustible o energía”.

Asimismo, el experto aseguró que el consumo de pesca de criadero se ha vuelto la mejor alternativa, pues si se hace en volúmenes aceptables, se resta el impacto del consumo masivo de mar y río.

Para el chef, el impacto no solo se enfoca en lo ambiental sino en lo social, pues las nuevas generaciones de estas comunidades podrán seguir dedicándose a la pesca en la medida en que se conserven los ecosistemas. 

Por su parte, la cadena de restaurantes Wok es uno de los establecimientos que más ejemplo ha dado en esta iniciativa. De acuerdo con Martha Lucía de la Pava, bióloga marina y asesora técnica de la dirección de la Aunap, “la empresa está creando consciencia para que el consumidor elija la especie que quiere en su plato según la época”.

Junto a la Fundación Marviva, dedicada a fomentar la pesca sostenible, esta cadena ha trabajado en informar a los comensales sobre las épocas de veda, es decir, cuando no se pueden capturar especies porque están reproduciéndose o en desarrollo. La experta aseguró que otros restaurantes como Criterion  y la cadena de retail Jumbo también han adoptado estas buenas prácticas.

A parte de las grandes corporaciones, compañías pequeñas del sector ponen de su parte. La empresa Fish Mare también están aportando con pescadores del Golfo de Tribugá, ubicada en la costa Pacífica colombiana, una zona con escasos recursos que se dedica a la pesca. 

La empresa ha logrado que estas comunidades, que practican la pesca de forma artesanal, puedan adaptarse a las políticas y requisitos de las autoridades del sector. Asimismo, las poblaciones de Arusí y Jubirirá se han visto beneficiadas gracias a los apoyos financieros y técnicos que han recibido del Estado y de ONG. 

Las apuestas de la Aunap por pesca  y acuicultura

Parte del sector de la pesca es informal, por lo que la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca se ha propuesto ordenar la pesquería. La entidad ha recopilado la información sobre el sector para determinar cuál es la cuota de peces que los barcos pueden extraer sin afectar la sostenibilidad ambiental. Según Martha Lucía de la Pava, asesora de la dirección de la Aunap, también se está trabajando con la FAO para disminuir la captura accidental de especies, con lo cual se garantiza que solo se pesque lo que se va a consumir. 

Las opiniones

Nicolás Piatti
Chef Ejecutivo del hotel Hilton Bogotá
“El consumo de pesca de criadero, en volúmenes aceptables, es una medida que ha dado resultados y así se puede evitar el consumo masivo de mar o de ríos”.

Ana María Arabia
Jefe de Sostenibilidad del Grupo Éxito
“Trabajamos con nuestros proveedores para evitar la pesca con red y promover la pesca con anzuelo, lo cual permite seleccionar los peces por su talla”.

Para contactar al autor de esta nota:

Melisa Echeverri

mecheverri@larepublica.com.co

Editor de esta nota:
Gabriel Forero
gforero@larepublica.com.co
Noticias Relacionadas

Twitter LR

Twitter LR