Dos expertos señalan que las consultas por sequedad en los ojos aumentaron en los últimos meses. Dan sugerencias para evitar que esto se agrave

Diario Gestión - Lima

Con el teletrabajo y la educación a distancia, en la actualidad las personas pasan más tiempo frente a las pantallas de sus dispositivos electrónicos.

Este hábito hace que los problemas oculares se vuelvan más recurrentes. “La exposición por largos periodos de tiempo a estos aparatos hace que la cantidad de parpadeos disminuya de 18 a 5 por minuto, aproximadamente. Esa situación ocasionaría una inadecuada distribución de las lágrimas, causando irritación en los ojos y manifestándose como fatiga visual”, explica Carlos Sivero Llosa, director de Oftálmica Clínica de la Visión.

En ese sentido, Verónica Talavera, oftalmóloga de la Clínica Ricardo Palma,
sostiene que las consultas por este tipo de problema han aumentado en los últimos meses. “De 10 pacientes que llegan a tratarse, ocho de ellos tienen lo que conocemos también como ‘ojo seco’”, indica la doctora.

Recomendaciones

Una de las recomendaciones en la que ambos especialistas coinciden es en el parpadeo consciente cada vez que estemos frente a una de estas pantallas.

Asimismo, sugieren que se debe tener momentos de descanso al aplicar la regla del 20-20-20. “Cada 20 minutos, el trabajador o estudiando debe descansar la vista durante 20 segundos, mirando a una distancia de unos 20 pies”, señala Talavera.

Sivero Llosa, por su parte, aporta otro tip. “El borde superior de la pantalla de la computadora debe estar a la altura de los ojos. Y es que mientras más alto esté, hay que abrir más los ojos, y eso hace que estos se expongan más al ambiente. Eso aumenta la sequedad”.

Otra sugerencia es atenuar o bajar el brillo de los dispositivos con los que se cuenta en casa. Y si es que va a pasar muchas horas frente a la pantalla, se recomienda que cada cuatro horas dedique treinta minutos de descanso, sin tocar ningún aparato electrónico.

Síntomas
La sequedad de ojos puede ocasionar ardor, escozor y lagrimeo, según ambos
doctores.

Además, de acuerdo a la Talavera, estos síntomas pueden ir desde leves y moderados, hasta volverse un problema grave. “Si es leve, van a notar que el ojo se enrojece pero no hay molestias mayores. Pero si es severo, puede desarrollar sintomatología como dolor de cabeza y de ojos. Asimismo, eso puede ocasionar úlceras corneales”, advierte.

Según Talavera, todos estamos expuestos a este tipo de males, sin importar la edad. Además, afirma que tener sequedad ocular baja las defensas, y eso hace que pueda complicarse y que la persona pueda contraer conjuntivitis.

“De no tratarse a tiempo (la sequedad ocular) también podrían generarse sobreesfuerzos que se verán reflejados en lesiones de la superficie del ojo como queratitis bacteriana”, indica Sivero Llosa, quien precisa que en los últimos meses aumentaron en un 50% a más las consultas por este problema.