.
SALUD La mayoría de las personas se siente más segura en espacios con estaciones de higiene
viernes, 15 de enero de 2021

Se ha dejado de asistir a gimnasios, de utilizar baños públicos y de viajar en transporte público por temor al contagio de covid-19

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Con la propagación de la pandemia y la llegada de la ‘nueva normalidad’, un estudio realizado por Essity en más de 15 países encontró que 60% de los participantes se sentiría más seguro visitando espacios públicos con mucha afluencia si proporcionaran más estaciones de higiene de manos u otras alternativas.

En la investigación también se encontró que más de 40% de las personas que hicieron parte de la encuesta se abstiene de utilizar gimnasios, baños públicos o viajar en transporte público por el covid-19.

En medio del confinamiento, el comportamiento de las personas cambió, pues existe un temor colectivo de visitar lugares públicos que puedan generar un posible contagio.

“La crisis mundial, le ha dado un papel protagónico a la higiene, el lavado de manos constante, el uso de sanitizante, guardar distanciamiento, y demás medidas que se han estipulado por los expertos para prevenir a toda costa los contagios, ha tomado gran relevancia en estos tiempos”, resaltó Felipe Gómez, gerente de Familia Institucional.

En este sentido, el reporte de Essity también halló cómo ha cambiado el lavado de manos por países tras la pandemia.

En el total de países que participaron hubo un incremento de 2,12% en lo que respecta a la pregunta de cuántas veces en promedio se lava las manos en un día normal. Antes de la pandemia era 8,31% del día y tras la expansión del covid-19 llegó a 10,43%.

Tras la pandemia, México es el país que participó en el estudio en el que más se lavan las manos en un día, pues representa 12,79% de las horas. Antes del covid-19 era 8,39%.

Por el contrario, en el país encuestado en el que menos se lavan las manos diariamente es en los Países Bajos, pues esta acción toma 9,08% de las 24 horas. Antes de que se propagara el virus, el lavado de manos tomaba 8,14% de un día.