La República Más

Los niños de Tinjacá buscan remplazar bolsas plásticas por canastas tejidas de fique.

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

En 14 años, la Fundación Terpel ha llegado a 190 municipio de los 32 departamentos del país para mejorar la educación e impactar la vida de cerca de 870.000 niños, niñas, docentes y padres de familia.

“Así como hay estaciones de servicio de Terpel por todo el país, así mismo queremos llegar con nuestra propuesta educativa. Por eso estamos desde la Guajira hasta el Amazonas”, dijo Silvia Madriñan, directora de la Fundación Terpel

‘Diseña el cambio’ es una iniciativa global, presente en más de 67 países y es considerada “el movimiento global de innovación social de niños más grande”, agregó Madriñan.

La idea que se originó en India, se basa en cuatro pilares, siente, imagina, haz y comparte. Con ellos buscan inspirar a los niños para que se conviertan en agentes de cambio en sus comunidades.

En este caso, Samuel Bonilla y sus compañeros de quinto grado de la Institución Educativa Mariano Ospina Pérez de Tinjacá quisieron darle una opción a las personas para que dejaran de usar definitivamente las bolsas plásticas y las remplazaran por canastas tejidas en fique.

Esta iniciativa también busca recuperar las tradiciones de tejeduría de la región, con canastos, bolsos y capoteras.

LOS CONTRASTES

  • Silvia MadriñanDirectora de La Fundación Terpel

    “Diseña el Cambio busca ofrecer a los niños y jóvenes del país la oportunidad de expresar sus ideas para cambiar el mundo y las problemáticas de su entorno”.

En un principio, Julia Vergara, mamá de Samuel, les enseñó a hacer los canastos con papel periódico, pero después se involucraron con la Alcaldía y su proyecto donde personas de la tercera edad tejen en fique, por lo que se apoyaron en ellos para mejorar la técnica y utilizar un material mucho más resistente.

Adicionalmente, al trabajar con estas personas les brindan la oportunidad de sentirse ocupados y parte de un gran proyecto, por esto, aunque todavía no se tiene una ganancia económica de los productos, sí se tiene una ganancia emocional y de bienestar para las personas de la tercera edad que transmiten su sabiduría a las nuevas generaciones para que su cultura y costumbres sigan vivas.

Samuel Bonilla asegura que este tipo de iniciativas son muy importantes pues “abren la imaginación, nos mantiene ocupados tejiendo y nos ayuda a no contaminar tanto el planeta”.

Tejiendo capoteras, Tinjacá avanza hacia la meta, así nombraron el proyecto con el que lograron llegar a’Be the change celebration’ celebrado este año en Taiwan, para mostrarle a niños de 67 países su novedosa idea, con la que buscan transformar el mundo para que sea un mejor lugar para vivir.

“Diseña el Cambio busca ofrecer a los niños y jóvenes del país, la oportunidad de expresar sus ideas para cambiar el mundo y las problemáticas de su entorno. Estamos seguros de que Samuel representará muy bien al país y que, como él, habrá muchos jóvenes con ideas innovadoras que nos ayudarán a transformar el mundo”, concluyó Madriñan.

Posteriormente a la premiación del proyecto elegido en Diseña el cambio, los proyectos no son dejados a un lado. Aunque no aportan recursos monetarios, después de un año la Fundación Terpel hace una asesoría al proyecto para saber cómo están y seguirlos aconsejando para que puedan desarrollar y llevar sus ideas a otro nivel.

Madriñan está convencida de que Diseña el cambio es la ventana para demostrarle al país y al mundo que “los niños colombianos son creativos, innovadores y agentes de cambio”, además a través de las aulas y la transmisión de conocimiento “podremos conseguir el país que soñamos y transformar la narrativa del país”.

Samuel Bonilla no solo representará a Colombia mostrando su proyecto en Taiwan, sino que también podrá compartir buena prácticas que le ayudarán a transformar, mejorar y ampliar su proyecto implementando ideas útiles de las iniciativas de los otros ponentes.

La iniciativa hace parte del proyecto educativo institucional por lo que se espera que varios niños aprendan el tejido para reforzar la cultura y recuperar la tradición.

El Vaticano será el próximo destino

En la versión del programa Diseña el Cambio 2018 se contó con la participación de 144 proyectos de los cuales un jurado compuesto por el Ministerio de Educación, Maloka, Colciencias, Empresarios por la educación, Fundación Escuela Nueva y por primera vez, la primera dama de la Nación, preseleccionaron cuatro iniciativas innovadoras para cambiar el mundo.

El próximo 11 de diciembre se hará la selección final en Maloka para ver quién es elegido para ir al Vaticano a representa a Colombia y compartir su proyecto con niños de todo el mundo en el Be The Change Celebration 2019.