.
RESPONSABILIDAD SOCIAL Reescribiendo una historia a través de la educación
miércoles, 7 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Silvia Madriñan

En este desafío, sin duda, la educación juega un rol protagónico, pues a través de ella se forman las nuevas generaciones y se perfilan las futuras sociedades: la educación es la piedra angular para la convivencia.

Con seguridad, desde las aulas de clase comenzaremos a reescribir la historia de Colombia, a cerrar brechas sociales, a crear mejores oportunidades en las regiones, alcanzar una mayor equidad y aumentar la competitividad del país. 

Los niños de hoy son los ciudadanos del mañana. Por tanto, ampliar sus oportunidades de aprendizaje y permitir que crezcan en un entorno de convivencia, en el que la diferencia sea valorada y asumida sin violencia y en donde la consciencia de la existencia  del otro, con derechos, deberes y proyectos de vida, esté presente en todas sus decisiones, es un reto tanto para padres como para quienes trabajamos con el sector educativo. 

Así, frente al posible escenario de paz que se abre en Colombia, el gobierno, la academia, los empresarios y las fundaciones tenemos la responsabilidad de trabajar conjunta y coordinadamente para romper paradigmas y cambiar la narrativa de violencia que ha marcado nuestra historia para construir una cultura de diálogo y concertación.

Desde la Fundación Terpel creemos que la educación debe aportar al desarrollo de seres integrales, que incluya el aprendizaje académico, las estrategias para resolver problemas cotidianos, así como el desarrollo de habilidades sociales. Por tal razón, implementamos un programa de liderazgo enfocado en brindar herramientas para que los estudiantes sean altamente efectivos en todos sus ámbitos y aprendan  a ser mejores ciudadanos, a convivir en paz y a ser agentes de cambio. Así aportamos a la construcción de un mejor país para todos.    

Adicionalmente, fortalecemos las competencias básicas de los estudiantes en matemáticas y lenguaje, con el fin de prepararlos para un mundo cada día más cambiante y exigente. Nuestro trabajo llega a todos los rincones del país y en 12 años, hemos beneficiado a más de 540.000 personas. 

El futuro del país nos plantea muchos desafíos. En la Fundación Terpel concentramos nuestro esfuerzo hacia un cambio radical de la realidad de niños y jóvenes, generando la transformación que nuestro país requiere a través de una revolución educativa que forme una nueva generación de colombianos. 

Continuaremos trabajando para ampliar nuestra propuesta pedagógica y llegar, durante 2016, a más de 250.000 beneficiarios en todos los rincones de Colombia. Así reafirmamos nuestro compromiso de aportar al desarrollo del país y evolucionar de acuerdo con sus necesidades más apremiantes en términos de educación.