.
BANCOS Las acciones de los bancos para reducir las emisiones de CO2 provocadas por los ATM
jueves, 12 de mayo de 2022

Un cajero automático que funcione con energía solar evita la emisión de 311,4 kilogramos de CO2 al año según Bancolombia

Nathalia Vargas

Los cajeros automáticos son de las máquinas más usadas a diario en el mundo y en Colombia hay alrededor de 16.026 ATM, de acuerdo con la Superintendencia Financiera (SFC). Manipular este tipo de aparatos parece ser algo inofensivo para el medio ambiente, sin embargo, su uso genera emisiones contaminantes que pocos conocen.

Los ATM cuentan con un ordenador y un software, con los cuales se regulan y controlan las operaciones bancarias. Al ser un sistema operativo que necesita de energía, hace que el proceso para su funcionamiento genere emisiones de dióxido de carbono. De acuerdo a datos de Bancolombia, un cajero automático puede generar cerca de 311,4 kilogramos de CO2 al año.

Las emisiones de dióxido de carbono contribuyen al calentamiento del planeta, su concentración en la atmósfera genera el efecto invernadero que es cada vez más peligroso para el ecosistema. Según el Ministerio de Ambiente, un colombiano emite en promedio 1,6 toneladas de CO2 al año. Esta es la suma de sus acciones diarias, las cuales están relacionadas con el consumo de energía, el transporte, la alimentación y el gasto del agua.

Aunque muchas veces no lo note, usted está emitiendo gases contaminantes al planeta, por medio de acciones tan simples como enviar un tweet o retirar dinero del cajero.

Sin embargo, cada vez son más las iniciativas que buscan reducir el impacto medioambiental. Por ejemplo, entidades financieras como Bancolombia y Bbva, junto con la empresa Diebold Nixdorf, han creado cajeros sostenibles para el medio ambiente.

"Comprometidos con incrementar cada vez más los niveles de sostenibilidad en nuestras operaciones, en Bancolombia avanzamos en la implementación de alternativas que nos permitan seguir ofreciendo una experiencia satisfactoria a nuestros clientes, procurando el menor impacto ambiental", afirmó, Cristina Arrastía, vicepresidenta de Negocios de Bancolombia.

Y aseguró que "en materia de cajeros electrónicos, por ejemplo, el servicio de visualización de saldo en pantalla habilitado hace nueve años, así como el uso más frecuente de canales digitales por parte de los clientes, nos puso en el camino de una reducción sostenida de la impresión de saldos en papel".

Bbva diseñó un ATM especial para disminuir el impacto al ecosistema, el cual tiene materiales reciclables, es 25% más ligero que los tradicionales y reduce las emisiones de CO2. Esta nueva máquina no imprime recibos ni lee tarjetas, pues permite hacer todas las operaciones por medio del celular.

Además, el cajero DN SeriesTM 200 usa tecnología LED de última generación, lo que ayuda a ahorrar 25% del consumo eléctrico y puede llegar 50% de ahorro si se activa la función 'ahorro de energía'.

“El Banco, desde finales de 2019, implementó en Colombia en la red de ATM la opción de bloquear la impresión del saldo después de cada transacción y dejar abierta la opción en la pantalla para que el cliente mismo indique "click" si desea ver el saldo en pantalla. Con este tipo de iniciativas se ha reducido la emisión de papel en los cajeros y así se contribuye a mejorar los niveles de contaminación”, informó, Bbva.

Además, de acuerdo con el último informe de resultados de la entidad, en 2021 se logró que 100% de la energía consumida en las instalaciones del banco sea renovable, alcanzando de manera anticipada el objetivo fijado para 2025.

Por otro lado, Bancolombia creó un cajero solar el cual está instalado en la torre empresarial de la entidad en Medellín. El ATM sostenible genera la energía necesaria para su funcionamiento por medio de tres paneles solares y, en caso de que las condiciones climáticas no sean favorables para su operación, este cuenta con dos baterías que los abastecerán hasta por dos días.

"De la misma manera, la revisión permanente del parque de cajeros electrónicos nos permite actualizar aquellos dispositivos obsoletos y reemplazarlos por nuevos, con tecnologías que procuran una menor emisión de CO2. Finalmente, con la reciente entrega del billete de $100.000 en nuestros cajeros, se reducen los recorridos de las empresas transportadoras de valores, con lo que disminuyen también los niveles de emisión por razón de la distribución de efectivo a los cajeros", agregó, Arrastía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA