.
RESPONSABILIDAD SOCIAL El CO2 lo producimos todos, no solo las industrias
miércoles, 31 de octubre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Cristina Vega Acevedo

El cambio climático se ha convertido en uno de los desafíos de la sociedad y las empresas.

La responsabilidad social, no es solo una tarea de las entidades organizadas con los entornos en los cuales se desenvuelven, es importante introducir cambios en el comportamiento de los ciudadanos.

Debido al cambio climático la medición y reporte de los gases de efecto invernadero (GEI) se ha convertido en un tema de importancia para las empresas, las cuales pueden encontrar oportunidades de disminuir sus costos, mejorar su imagen y reputación y gestionar riesgos relacionados con el tema.

Con el fin de conocer las emisiones se ha desarrollado el indicador huella de carbono, la cual es la cantidad de GEI emitidos por las actividades de una empresa, la fabricación de un producto y por el estilo de vida de una persona.

Palatino se adhirió al Pacto Global de Naciones Unidas, lo que implica el compromiso del centro comercial de alinear sus estrategias y operaciones con 10 principios universalmente aceptados en cuatro áreas temáticas: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anti-corrupción. Aquellas empresas que se adhieren al Pacto Global comparten la convicción de que las prácticas empresariales basadas en principios universales fomentan sociedades más prósperas.

Creamos estrategias para animar a las personas a que introduzcan cambios en su vida diaria, a replantear sus hábitos, a orientar e incentivar a la sociedad para que evolucione hacia una mayor sostenibilidad. En el ámbito empresarial trabajamos y somos conscientes de la huella de carbono y cómo se origina, esto nos permite emprender programas de disminución de emisiones y encontrar opciones de mejoramiento.

Adicionalmente, generamos actividades a través de 'Compromiso Palatino', donde en octubre hacemos énfasis en un tema muy sensible: el calentamiento global. Nos proponemos comunicar y concientizar a nuestros clientes que en su vida cotidiana, emiten dióxido de carbono (CO2), responsable del aumento de la temperatura en la Tierra. Les estamos indicando que existen formas adecuadas para compensar los efectos nocivos para el ambiente producto de estas emisiones.

En este sentido, Palatino realizó una alianza con el Colegio Bilingüe Richmond, que a través de talleres lúdicos les enseña a los bogotanos la manera práctica de ayudar al planeta; y de la firma CO2Cero, que está comprometida con la reforestación como alternativa para compensar las miles, acaso millones de toneladas, de dóxido de carbono que se liberan a diario, por parte de las empresas y las personas, en una ciudad como Bogotá.

¿Sabía usted que se requieren cuatro árboles durante 10 años para capturar una tonelada de CO2. ¿Cómo funciona esto? Los árboles toman el CO2 que emitimos, usan el carbono para crear sus hojas, ramas, raíces, etcétera, y liberan el oxígeno que necesitamos para vivir. Imagínese entonces cuántos árboles necesitaríamos para capturar todo el CO2 que producen los más de ocho millones de bogotanos cada día.

Palatino instaló en el primer piso del centro comercial, en el punto de información un árbol que contiene el software que permite a sus visitantes acercarse y medir su huella de carbono. CO2Cero es la empresa que se encarga de sembrar y cuidar los árboles para compensar la huella de cada uno de nosotros.

Mida su huella de carbono en el árbol de Palatino
Todas las actividades giran en torno al 'Árbol Palatino', una propuesta mediante la cual CO2Cero, a través de sencillas preguntas, le permiten a las personas medir su huella de carbono, es decir, cuánto gas contaminante (en toneladas de CO2) están emitiendo al año. Con estos datos, se obtendrá como resultado el número de árboles que cada ciudadano debe sembrar para compensar las emisiones personales.

MÁS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL

Industria 21/06/2021 Mary Kay donará $5.000 a la fundación Proyecto Guajira por cada brillo labial vendido

La compañía trabaja en su programa "El rosa cambia vidas" con el que busca ayudar a la adecuación del taller de tejedoras Walekerü

MÁS RESPONSABILIDAD SOCIAL