.
EDITORIAL

Una iniciativa tributaria muy manoseada

miércoles, 7 de abril de 2021

No es un eufemismo, es una realidad que las arcas nacionales necesitan más recursos, pero es imposible poner a todos de acuerdo con cuántos impuestos nuevos se deberán pagar

Editorial

“No se trata de una reforma tributaria, sino de financiar y de proteger socialmente a nuestro país en medio de la pandemia y para los próximos años”, le dijo el presidente Duque a los periodistas la semana pasada y desató una nueva lluvia de críticas por los eufemismos usados para poner más impuestos, pero hay que ser miope económico para no darse cuenta de que las arcas nacionales están raspadas, que el endeudamiento está superando niveles históricos y que la economía nada que se reactiva pasado el primer trimestre del año.

Es urgente que se acuda a conceptos como “solidaridad de ingresos” y que se desarrolle una suerte de “sensibilidad tributaria” sobre cuánto están dispuestos a pagar de nuevos impuestos, bien sea una empresa o una persona natural. Con esta idea etérea de tercera reforma tributaria, se han cometido varios errores, principalmente que se ha abierto la discusión por fuera del escenario constitucional que es el Congreso de la República y se ha logrado que los medios de comunicación se conviertan en el foro en donde los actores van a exponer los pros y los contra sin tener el articulado del proyecto de ley, es decir, se discute sobre supuestos expuestos por un viceministro de Hacienda y algunas menciones presidenciales, pero no hay nada oficial pues esta semana quizá tampoco se radique la iniciativa y se sigan en medio de una incertidumbre empresarial.

El segundo error en la estrategia mediática es que no se han tejido aliados de peso entre los gremios de la producción, pues muchos de ellos son conscientes de la “solidaridad tributaria”, pero caen en su tradicional “bipolaridad tributaria” al pedir una reforma estructural, pero al ver sus ambiciones se pasan a la oposición. Otra arista que chuza, por cómo se ha manejado el tema, es la que tiene que ver con los partidos políticos que están concentrados en las cabezas de listas para el Congreso que se elige en marzo y ven cómo los impuestos no es un tema que les haga ganar votos, más bien destruye seguidores. Ni siquiera el partido de Gobierno ni sus aliados en el Congreso han salido a defender nada de la reforma tributaria, antes destruyen cada idea aludida a la Comisión de Expertos Internacionales convocada por el Ministerio de Hacienda.

El cuarto error es que iniciativas poderosas como combatir la evasión no son la piedra angular, ni mucho menos el ahorro en el gobierno central, elementos que se supone van dentro de la tercera reforma tributaria. Lo cierto es que aún hay tiempo para acompañar al Gobierno Nacional, como quien apoya una causa solidaria, en función de más recursos para el gasto social creciente derivado de la pandemia. Nadie puede negar que la masiva compra de vacunas vale mucha plata, ni que la ayuda a pagar la nómina de las empresas cuesta, ni mucho menos los subsidios que reciben miles de familias de bajos recursos deben mantenerse por más tiempo, la pregunta es cómo ayudar para hacer las cosas bien en un clima político cada vez más crispado y en medio de una reactivación que no llega y amenaza con tardarse un poco más, tras los cierres decretados por los gobierno locales luego de la Semana Santa. Pero lo primero que debe hacer el Ministerio de Hacienda es evitar más manoseo de su iniciativa tributaria no oficial, radicar el articulado y acudir como nunca antes a la llamada “solidaridad tributaria”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 24/07/2024 El reto de armar el próximo presupuesto

Para 2025, el presupuesto del país debe estar por encima de los $560 billones, uno de los más altos de la historia reciente, el lío ahora son las fuentes de financiación del Gobierno

Editorial 23/07/2024 El rumbo del socio comercial más importante

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos están tomando la última curva antes de la recta final; el favorito, Trump, Está a la espera de la jugada tras la renuncia de Biden

Editorial 22/07/2024 El triste ocaso de un Premio Nobel

Muhammad Yunus ganó el premio nobel en 2006 con el desarrollo de la banca social, hoy enfrenta en su país delitos financieros que lo pueden llevar a la cárcel por el resto de su vida