.
EDITORIAL

Últimos 60 días de un año que siembra temores

lunes, 31 de octubre de 2022

Este 2022 va a cerrar con todo caro: dinero, canasta familiar, combustibles, servicios públicos, un portafolio de malas cosas que siembran temor por el rumbo del año entrante

Editorial

Octubre cierra con unos fundamentales nefastos que vaticinan un cierre del año muy regular, pero más aún, siembran una enorme nube de incertidumbre que se posa sobre el desempeño económico del país. A la inflación, el Banco de la República no le ha podido encontrar solución, pues una buena parte de las causas están en el exterior. Pero ninguno de los ministerios responsables de la situación, Hacienda, Comercio, Agro o el mismo Minas y Energía, tienen un plan para que los precios de los bienes y servicios se estabilicen. Las tasas de interés siguen subiendo, como si a los miembros de la junta del Emisor poco les importara que con sus decisiones inoficiosas condenan a las empresas a parar sus créditos y a las personas a dejar de consumir.

La economía colombiana siempre ha experimentado una paradoja que nadie se encarga de zanjar: mientras los precios del petróleo benefician las arcas nacionales al ser productores y exportadores en tiempos de muy buen valor, los consumidores de combustibles deben soportar una subida de los costos del galón. Al comprador ordinario que tanquea su automóvil cada mes o cada quincena, de nada le sirve que se produzcan unos 800.000 barriles al día y se vendan a más de US$90 el barril, en una suerte de ecuación que solo beneficia los ingresos de Ecopetrol y de su dueño que es el Estado.

En el mismo orden de sucesos que siembran incertidumbre para el cierre del año y para el entrante, es que el país atraviesa por una de las temporadas de lluvia más duras de los últimos años, haciendo que los embalses rebosen de agua, pero inexplicamente los precios de la energía, vía generadores eléctricos, suban, disparando el costo de los recibos de la luz en regiones de alta demanda como son los departamentos de la región Caribe. Eso hace que el año cierre caro en todo el conjunto de precios que componen la canasta familiar, especialmente por la luz, el transporte y los alimentos.

Y que los codirectores del Emisor suban sin mucha conciencia social el costo del dinero para tratar de frenar la subida de precios; una decisión que empezaron a ejecutar hace un año y que no les ha funcionado. Hoy la inflación está en 12% y las tasas en 11%, una situación que solo anticipa un duro cierre de 2022 y un mal comienzo de 2023. Los últimos 60 días del año estarán marcados por una nube de situaciones malas desde el punto de vista económico y convulsas en lo político, pero lo más preocupante son las expectativas que se han instalado desde lo social.

Esta quincena, la nueva administración nacional cumplirá 100 días al frente del país y sus anuncios disruptivos en muchos frentes lo único que han conseguido hasta ahora es generar mucha incertidumbre y eso es malo para las decisiones de negocios. Pero lo más malo para todos es que aún no tiene claro cómo enfrentar realidades sociales concretas como los altos precios o la elevada devaluación que sí tiene algún componente político. Los ministros no tienen un plan, o no les han dado línea, de qué hacer para morigerar la escalada de precios, para frenar el precio de la generación de energía, y lo que no es menor, conciliar diferencias con el sector productivo para que la economía que crecerá más de 7% al cierre del año, no caiga en recesión en el año nuevo, pues los pronósticos son de 2%, es decir se va frenar unos cinco puntos, algo que hay que evitar.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 28/11/2022 Modernizar los impuestos de las regiones

La llamada reforma tributaria de las regiones es una de las necesidades más apremiantes del Estado, no puede ser que los departamentos y municipios sigan viviendo de alcohol y tabaco

Editorial 26/11/2022 No hubo dilema entre camellos y petróleo en Catar

Maximizar los recursos naturales con un enfoque sostenible es un deber de los estados, el Mundial de Fútbol de Catar le ha mostrado al mundo que el petróleo es para transformar

Editorial 25/11/2022 No hay grandes apuestas por las infraestructuras

El esperado Plan Nacional de Desarrollo quizá tenga apartes que plasmen en papel grandes obras que transformen la competitividad del país y disminuya las precariedades sociales

MÁS EDITORIAL