.
EDITORIAL

Subir el interés del Emisor a 6% no ayuda a nadie

viernes, 29 de abril de 2022

A los actuales codirectores del Banco de la República no les interesa que la credibilidad de la entidad caiga, mucho menos que la decisión de subir las tasas pueda asfixiar la economía

Editorial

Cuando este análisis, con una postura editorial, esté publicado los actuales codirectores del Banco de la República habrán tomado la decisión, espejo de lo que hace la Reserva Federal en Estados Unidos, de subir un punto la tasa de intervención en el mercado (elevándola a 6%) para continuar aplicando la única receta que tiene a mano y tratar de bajar la inflación, fenómeno suscitado el pasado noviembre cuando lo calificaron de transitorio.

Se equivocan los miembros de la Junta, con el respaldo de casi todos los economistas tradicionales incondicionales que se rotan su paso por el Emisor, Hacienda y Planeación, subiendo las tasas, decisión que ha sido criticada por el propio Presidente, quien los nombró en el cargo público y quien es consiente de que la inflación de casi 9% más tasas de 6% son dos elementos de la ecuación cruciales para cumplir el esperado de crecimiento para 2022.

El punto es que la tasa de inflación agregada supera 8,5% (4,36% a marzo) y se olvida o no hay la sensibilidad de que el costo de vida para las familias de menores ingresos y los más vulnerables sobrepasa 10% para los primeros y 5% en el segundo grupo durante el trimestre. Y por simple empatía económica, no es argumentado técnicamente que entre los pobres hay un problema de exceso de demanda que corregir, tal como sucede en Estados Unidos, en donde sí aplica esa premisa.

Una cosa es Dinamarca y otra muy distinta Cundinamarca, reza el adagio popular. La realidad en Colombia es que la pandemia golpeó muy fuerte a los pobres y vulnerables, sumando casi 20 millones de personas en la pobreza y en signar a más de seis millones de ellos en la miseria. Por fortuna, ese drama ha sido amortiguado por los oportunos subsidios oficiales, que para los próximos dos meses ascenderán a $200.000 mensuales del llamado ingreso solidario. Ningún economista sensato opina que las tasas se deben bajar, ni siquiera dejarlas estables en una economía como la colombiana, la discusión sobre la velocidad con que se toman las decisiones para la llamada “normalización” no se ha dado. Se olvida que las tasas suben por ascensor y bajan por las escaleras. Durante casi un par de años, las tasas estuvieron en torno a 2,5% y la inflación en 3%, pero el sistema financiero se demoraba en transmitir ese dinero barato; ahora que el Emisor está subiendo sus tipos de interés, de punto en punto cada mes, se le transfieren inmediatamente a los cuentahabientes, pilares del consumo y del crecimiento.

La inflación que aqueja a Colombia tiene mucho que ver con la cadena de suministros, la guerra en Ucrania y el costo de los energéticos, externalidades que se conocen desde mediados del año pasado y comienzos de este y los técnicos del Emisor hubiesen podido actuar en forma más gradual para no afectar la demanda interna. El otro frente del problema que le pasa la cuenta a los miembros de la Junta Directiva del Banco de la República es la disparada de la devaluación del peso, que se frenó durante marzo y parte de abril, pero que ahora resucita con fuerza inusitada. La caída del peso y la subida del dólar viene desde el segundo semestre 2021, cuando subió 16% y amenaza con anclar el dólar en unos temidos $4.000. Lo malo de todo esto es que los codirectores no están pensando en el largo plazo y se dejan llevar por el ciclo presidencial.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 20/04/2024 Es urgente avanzar en productividad

Más que nuevos días festivos, el país económico necesita producir para reducir la pobreza y disminuir la precariedad, objetivos que solo se consiguen si la productividad aumenta

Editorial 19/04/2024 El momento del Banco de la República

Avanza la idea de que el Emisor maneje la fiducia que contiene el grueso de las pensiones de los colombianos, una idea que da confianza, pero que puede tener preguntas

Editorial 18/04/2024 El peor trimestre en los últimos 15 años

La venta de vivienda e inicios de obras en el sector de la construcción van de mal en peor; Camacol ya lanzó alertas sobre la situación, pero el Gobierno Nacional y sector bancario no copiaron la realidad de las cosas