.
EDITORIAL Saludcoop y Caprecom: una solución para dos líos
sábado, 28 de noviembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

La cura empleada para solucionar los líos de caprecom y de salucoop tardará varios años en dar efecto en la crisis crónica de la salud.

Luego de más de cinco años de haber decidido su intervención, el Gobierno Nacional tomó la decisión de liquidar Saludcoop y pasar los más de cuatro millones de afiliados a Cafesalud, EPS de propiedad de la misma entidad. La jugada genera sorpresa, no solo por la figura legal adoptada para solucionar el lío, sino porque con esa solución se le pone un torniquete a las grotescas fallas de la salud como negocio. Toca dar un margen de espera para conocer los resultados y comprobar que este no es otro caso en el que los contribuyentes deben cubrir con sus impuestos los errores y huecos legales e ilegales que empresas o entidades específicas no pueden cubrir.

No se ha alcanzado a digerir el caso Saludcoop cuando ya se anuncia la liquidación de otra entidad de la salud, Caprecom, EPS pública y con una importante cobertura local en el régimen subsidiado, con más de 2,8 millones de afiliados, pero a decir verdad, los problemas de esta entidad vienen desde hace varios años. Sus deudas pasan de $1,5 billones que con seguridad saldrán del bolsillo de los nacionales. También habrá que esperar cómo la Nueva EPS manejará cerca de la mitad de sus afiliados, otra jugada riesgosa teniendo en cuenta que es una entidad que no ha acabado de consolidarse y en esos términos es muy vulnerable.

Los colombianos necesitan claridad sobre lo que pasó en Caprecom, pues la salida no puede ser simplemente que entra en liquidación y se asignan los recursos para enfrentar el problema financiero y que sus afiliados se trasladen pues hay evidencias de que el ente no fue bien manejado, tal como lo comprueba un informe de auditoría forense contratado por la Supersalud y que revisó el manejo entre 2010 y 2012, investigación sujeta a una cláusula de confidencialidad que limitaba a solo Caprecom hacerla público y que hoy reposa en los archivos de la entidad y se ha querido menospreciar.

La auditoría no pudo ser más contundente, como lo publicó este diario hace unos meses: “Los hallazgos encontrados y la evidencia que los soporta, implican situaciones que pueden afectar de manera grave el patrimonio de la entidad, su sostenibilidad económica-financiera y su viabilidad institucional como empresa en marcha (...) Las situaciones establecidas tuvieron su origen en actuaciones administrativas irregulares que afectaron el funcionamiento de las operaciones y facilitaron la ocurrencia de actos ilegales, tanto a nivel central como en las oficinas territoriales, que deterioraron de manera sustancial los recursos y bienes de Caprecom”.

Y hasta ahora no se conoce una investigación formal, como tampoco acciones de la Fiscalía para determinar la veracidad de lo expresado por la auditoría forense, pero no es tarde para iniciarlo antes que se entre en el engorroso proceso de liquidación que sin duda durará varios años, como es ya la práctica nacional y en el cual la prioridad es el tema financiero y no los problemas que lo generaron. 

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 03/08/2021 La jugada de Ecopetrol para hacerse con ISA

De quien haya sido la idea de que Ecopetrol comprara ISA, fue un camino expedito para que ese activo se conserve de carácter mixto, mientras las circunstancias del país mejoren

Editorial 02/08/2021 Dos debates que deberían darse juntos

El Congreso debe debatir sobre impuestos y presupuestos, temas que tienen que ir más unidos para que el deber de pagar impuestos se asocie con el derecho a pedir

Editorial 31/07/2021 Las cosas vuelven a niveles prepandemia

El balance del empleo en junio mejora: hubo 20,6 millones de personas ocupadas; 16,2 millones inactivas, para un desempleo al sexto mes del año, en el total nacional, de 14,4%

MÁS EDITORIAL