.
EDITORIAL ¿Para dónde se fueron los aplausos?
jueves, 3 de junio de 2021

Hace año y medio cuando comenzó la pandemia la gente aplaudía a los servidores médicos que luchaban contra el covid, ahora en medio del pico más devastador, nadie se acuerda de ellos

Editorial

El vandalismo y los bloqueos de hace un mes han silenciado el grave problema sanitario que atraviesan las clínicas y hospitales, y más aún, han invisibilizado a los paramédicos, enfermeras, médicos y demás empleados del sector salud, que libran una batalla sin cuartel contra el coronavirus que está causando los mayores estragos de la historia. En Colombia están muriendo cerca de 500 personas diarias a causa del virus, las instituciones médicas están al borde del colapso, mientras que las autoridades municipales y regionales solo piensan en el momento de declarar normalidad ante la entendible queja de las personas de volver a salir a la calle como antes, en no usar el tapabocas y hacer que los jóvenes vuelvan a las aulas de los colegios y universidades cuanto antes. Es un momento crítico que ha generado una nueva situación problemática entre los profesionales médicos, que hace un año no salen a vacaciones, algunos no reciben salarios, otros tantos están contagiados, y muchos enfermos o estresados. Las clínicas y hospitales están viviendo un mal momento y nadie visibiliza la situación, pues siempre los problemas de violencia y orden público superan lo que sucede en los centros de atención médicos.

La sociedad no se puede permitir el olvido de los profesionales que se la han jugado durante el último año defendiendo la vida humana; ni que unos bloqueos delictivos y el vandalismo desenfrenado borren la tragedia que viven, o incluso que el Estado mismo no cumpla con lo prometido en términos de pagos, transferencias y beneficios a una población que esta viviendo la época más dura. Al país se le olvidó el covid y no atiende las cifras de muertos, ni contagios, porque temas como el Comité del Paro, la reforma tributaria o la necesaria vuelta a la normalidad borró la penosa situación con la que tiene que luchar el personal médico: un gremio al que no se le reconoce su labor, e incluso se le culpa por los desenlaces fatales en una época en la que la muerte no es extraña.

Las cifras más altas de la pandemia, tras casi año y medio de haberse iniciado, están superándose cada día. Según el más reciente informe del Ministerio de Salud, se reportan 27.000 nuevos casos, tras el procesamiento de 108.414 pruebas (58.415 PCR y 49.999 de antígenos), se han registrado 3.459.422 contagios y las muertes llegan a 89.808. Para nadie es un secreto que el coronavirus ha sido especialmente letal en Colombia, y que su estela de muerte y destrucción ha sido usada como “portaviones” para la violenta protesta social que ha sacudido la país el último mes. En pocas palabras, el gran secreto del aparente éxito del Comité de Paro no ha sido otro que juntar dos problemas de agite social: la destrucción de la pandemia y las consecuencias económicas y desabastecimiento originado en los bloqueos de viales.

No necesariamente deben volver los aplausos a los médicos y todo el personal de las clínicas y hospitales, debe volver la sensibilidad por su oficio, al que le juraron una lucha perpetua contra la muerte, la derrota de la enfermedad y el cuidado de las personas; loables pilares fundamentales que, poco a poco, son olvidados por una sociedad que siempre supera los niveles de violencia. Sea como sea, siempre habrá un médico o una enfermera listos para ayudar a salir de las crisis de la salud.

MÁS DE EDITORIAL

Editorial 17/01/2022 Incertidumbre económica al son de Ómicron

Llega la segunda quincena de enero aún con la resaca de las fiestas de fin de año, pero con una inusual incertidumbre por los estragos que pueda causar un rebrote de coronavirus

Editorial 15/01/2022 Subir tasas para bajar la inflación puede ser peor

Una eventual recesión se puede evitar si los emisores no se apresuran a subir las tasas de interés, la única receta monetaria que usan para atajar la creciente inflación global

Editorial 14/01/2022 Otra Misión de Empleo que va a los anaqueles

El Estado colombiano es bastante prolífico en organizar grupos de expertos o misiones en temas económicos estructurales, cuyas recomendaciones nunca se tienen en cuenta

MÁS EDITORIAL